Contragolpe

La maldita herencia de los panamericanos

Antes de abordar el tema de los Panamericanos celebrado en nuestra ciudad en el 2011 quiero hablar un tópico que me parece una auténtica contradicción. Según datos del Sistema de Vigilancia Epidemiológica de las Adicciones en el estado relacionada con el año 2014, la droga que provoca mayor impacto en la población es el alcohol con el 37.7% de la demanda total y la consumen de los 15 a los 19 años de edad. La mayoría son varones. Es decir, de los 9,987 casos atendidos en Jalisco 8, 163 pacientes eran hombres y 1, 824 eran mujeres. No obstante lo que llama la atención son las edades de los consumidores, sobre todo, si se toma en consideración que nuestra entidad acumula 16 campeonatos de las olimpiadas infantiles y juveniles. Contradicción que he tratado de analizar con autoridades de la Secretaria de Salud y educación. Lamentablemente no he tenido respuesta. Se supone que si Jalisco es multicampeón en actividades deportivas, y cuyos promedios de edad de los atletas son justamente de los 15 a los 19 años, se supone, insisto, los índices de consumo de alcohol y drogas deberían ir a la baja.

Malditos Panamericanos

 Tanto aquí como en el televisión en una entrevista que me realizó la compañera de Canal 44, Josefina Real en el 2010, advertí que los Juegos Panamericanos Guadalajara 2011 dejarían una estela de denuncias de corrupción y que, al final de cuentas, no pasaría nada. Como no ha pasado nada con el caso de las Villas y tampoco pasará con Carlos Andrade Garín, señalado en reiteradas ocasiones como el principal beneficiado económicamente. Esta semana dieron la nota los diputados “libres ciudadanos” al bajar del pleno una discusión de la cuenta pública del 2012 del Code con cargos de más de ¡36 millones de pesos! cuyo responsable es Andrade Garín. ¿Por qué los “incorruptibles” diputados del MC sacaron del pleno esta discusión? Porque están protegiendo a uno de los suyos, por cierto diputado electo e incondicional de Enrique Alfaro, y que además fuera titular del Instituto Jalisciense de la Juventud: Alejandro Hermosillo, panista en la gestión del Pinocho de Emilio, hoy “ciudadano libre” pero político profesional. Aunque en aquella entrevista no le pusimos nombres a los actores, comentamos con el investigador Gustavo Nuño que se iba a presentar una serie de simulaciones y complicidades políticas para proteger y establecer favores. El tiempo no ha dado la razón. Administraciones van y vienen y los corruptos siguen libres, gozando de los privilegios que les heredaron los Panamericanos.

 

delacruzraul@hotmail.com