Contragolpe

Una lista congruente

Lógica la lista y la tonta de Tuca. Nada que agregar. Están los que deben estar y no están los que no deben, así de sencillo. Lo dijo cuándo fue presentado: “siempre habrá quién se inconforme y siempre habrá quien esté de acuerdo”. No me extraña la ausencia de Memo Ochoa, tampoco de los hermanitos Giovanni y Jonathan. De todos los demás, cualquier entrenador cuerdo y sin intereses, los habría convocado. Lo que pondero en demasía, es la incomparecencia de los naturalizados, y no porque no esté en contra de la medida, por supuesto, sino porque estoy seguro de que el equipo mexicano tiene los argumentos necesarios para prescindir de ellos en la representación nacional. Total. Ahí está la lista, ahora habrá que ver cómo se comportan en los próximos compromisos contra Trinidad y Tobago y ante Argentina.

Nueva organización

Pues me dicen que andan como perros por el hueso de la presidencia de la Comisión de Box y Lucha de Guadalajara. Una comisión disque honoraria y aún así son varios los tiradores. Como tales son para las distintas jefaturas del deporte municipal. Unos incluso han recurrido a sus cuates reporteros para promocionarse como los idóneos, como Tomás Gallo, que anda buscando el cargo desesperadamente. Como una medida para llegar con fortaleza a la Comisión de Box y Lucha Libre se organizó una asociación denominada  “Auténtica Unión de Managers de Boxeo del Estado de Jalisco”, cuyo objetivo principal es fomentar el boxeo. Esta unión constituida ante Notario Público como Asociación Civil y reconocida por las comisiones de Guadalajara y Zapopan, según el texto que me hicieron llegar. Acorde con ellos, “este organismo conformado por presidente, presidente vitalicio, vicepresidente, secretario, tesorero y tres vocales. Se concentra en la ciudad de Guadalajara. Tiene conexión y reciprocidad con la mayoría de las uniones de managers de todo el país. Desde hace más de tres años se está tratando de combatir a los managers “piratas”, o sea, que sólo se dedican a robarse a los boxeadores de otros managers engañándolos con falsas promesas; también de los promotores farsantes que no pagan y se aprovechan de las ganas de pelear de jóvenes y lucran con eso”. No, pues se van a quedar solos. El pirateo de boxeadores es el pan de cada día, así como la aparición de pseudo promotores que precisamente se dedican a robar el sueldo de los peleadores o no pagarles el monto acordado. El problema es quiénes integran la unión, porque son los mismos y hace falta una renovación integral. Marcelino, ya deja en paz al boxeo. 

 

delacruzraul@hotmail.com