Contragolpe

Historia de una pasión

La inquietud por escribir un libro sobre Leones Negros surgió luego del 2 de abril de 1994 cuando el equipo jugó el último partido en la Primera División. Recuerdo que en la redacción del periódico Siglo 21 me indicaron que realizara una semblanza histórica. Indagué y no había nada salvo lo que tenía en mis archivos. Las referencias se limitaban a la hemeroteca del periódico pero como era un diario de reciente apertura, los datos eran bastante limitados. Hice lo que pude y la nota se publicó con evidentes limitantes. A partir de ahí inicié una labor de recopilación de datos. Por fortuna llegué a la jefatura del diario ESTO de Jalisco donde tenía un archivo bastante amplio. Alternaba mis labores como editor. Tuve que desempolvar diarios de la década de los setentas y ochentas y de manera manual fui registrando estadísticas. Nunca perdí la oportunidad de cotejar registros con quienes vivieron en carne propia la historia del equipo como Roberto “Tito” Gutiérrez, Jorge Enrique Zambrano Villa, Francisco “Médico” Ríos y Jorge “Vikingo” Dávalos. Ellos fueron la parte medular de la organización. “Tito” fue el precursor del futbol profesional en la Universidad de Guadalajara. Fue quien hizo la talacha para convertir el equipo representativo en un cuadro profesional en la Tercera División, lo dirigió en la segunda y primera división; el arquitecto Zambrano fue presidente en tres épocas distintas, fue quien compró la franquicia al Torreón, contrató a los jugadores iconos Roberto, Nene, Jair y Eusebio, además realizó aquella controvertida contratación de Nacho Calderón; Ríos fue jugador, médico, entrenador y directivo y Dávalos vivió todo el proceso como jugador y fue capitán por más de quince años. Algunas personas me han preguntado por el título del texto. Bien sabemos que las actividades sustanciales de las universidades son la docencia, la investigación y la extensión y la parte pasional la aportan las relacionadas con los deportes, así como el sentido de pertenencia y la identificación. Aunque lo haré durante la presentación aclaro que la obra no se trata de un manifiesto literario ni tampoco de un compendio editorial, sencillamente es un reportaje de fondo, es decir, es un texto periodístico que registra datos, datos y más datos sobre los acontecimientos más importantes del futbol profesional en la UdeG de 1970 a 1994 y de 2009 a 2015. Es un trabajo que realicé por y para los aficionados del futbol, en especial para los simpatizantes de Leones Negros. Agradezco este espacio a mis jefes de Milenio Jalisco por permitirme este abuso espero no repetirlo y los veo en la FIL 2016.

delacruzraul@hotmail.com

La inquietud por escribir un librosobre Leones Negros surgió luego del 2 de abril de 1994 cuando el equipo jugóel último partido en la Primera División. Recuerdo que en la redacción delperiódico Siglo 21 me indicaron que realizara una semblanza histórica. Indaguéy no había nada salvo lo que tenía en mis archivos. Las referencias selimitaban a la hemeroteca del periódico pero como era un diario de recienteapertura, los datos eran bastante limitados. Hice lo que pude y la nota sepublicó con evidentes limitantes. A partir de ahí inicié una labor derecopilación de datos. Por fortuna llegué a la jefatura del diario ESTO de Jaliscodonde tenía un archivo bastante amplio. Alternaba mis labores como editor. Tuveque desempolvar diarios de la década de los setentas y ochentas y de maneramanual fui registrando estadísticas. Nunca perdí la oportunidad de cotejarregistros con quienes vivieron en carne propia la historia del equipo comoRoberto “Tito” Gutiérrez, Jorge Enrique Zambrano Villa, Francisco “Médico” Ríosy Jorge “Vikingo” Dávalos. Ellos fueron la parte medular de la organización.“Tito” fue el precursor del futbol profesional en la Universidad deGuadalajara. Fue quien hizo la talacha para convertir el equipo representativoen un cuadro profesional en la Tercera División, lo dirigió en la segunda yprimera división; el arquitecto Zambrano fue presidente en tres épocas distintas,fue quien compró la franquicia al Torreón, contrató a los jugadores iconosRoberto, Nene, Jair y Eusebio, además realizó aquella controvertidacontratación de Nacho Calderón; Ríos fue jugador, médico, entrenador ydirectivo y Dávalos vivió todo el proceso como jugador y fue capitán por más dequince años. Algunas personas me han preguntado por el título del texto. Biensabemos que las actividades sustanciales de las universidades son la docencia,la investigación y la extensión y la parte pasional la aportan las relacionadascon los deportes, así como el sentido de pertenencia y la identificación.Aunque lo haré durante la presentación aclaro que la obra no se trata de unmanifiesto literario ni tampoco de un compendio editorial, sencillamente es unreportaje de fondo, es decir, es un texto periodístico que registra datos,datos y más datos sobre los acontecimientos más importantes del futbolprofesional en la UdeG de 1970 a 1994 y de 2009 a 2015. Es un trabajo querealicé por y para los aficionados del futbol, en especial para lossimpatizantes de Leones Negros. Agradezco este espacio a mis jefes de MilenioJalisco por permitirme este abuso espero no repetirlo y los veo en la FIL 2016.