Contragolpe

La corrupción en el futbol

Ahora que el FBI y la agencia tributaria de los Estados Unidos desvelaron la acción legal contra nueve directivos de la FIFA y cinco empresarios implicados en varios actos de corrupción que tiene más de 20 años, diseñada para enriquecerse con el futbol. Supongo que habrá limitados argumentos para sostener que el balompié mexicano es “muy honesto” como gritan los jilgueros televisivos. Las autoridades norteamericanas informaron que en total se presentaron 47 cargos contra los acusados, que incluyen sobornos, chantajes, fraude y conspiración para el blanqueo de dinero. Entre los acusados se encuentran Jeffrey Webb y Jack Warner, actual y antiguo presidente de la CONCACAF, la confederación que representa a la FIFA en América del Norte, Central y el Caribe. El fraude asciende a 150 millones de dólares, bajo la forma de pagos ilícitos para la obtención de contratos vinculados a los derechos internacionales de los torneos y promoción. De esa cifra, 110 millones corresponden a la Copa América Centenario. Dicen los enterados que a los representantes de México ante FIFA les dieron el pitazo, motivo por el cual, el grupo de los dueños renunciaron a Justino Compean como presidente de la FMF. Cabe hacer mención que entre los detenidos se encuentra el poderoso Nicolás Leoz, ex presidente de la Confederación Sudamericana de Futbol (Conmebol), es un auténtico pájaro de cuentas. Una vez en Los Ángeles, un amigo promotor me invitó a una junta con directivos de ese organismo porque estaban por darle a México participación en la Libertadores. Era una buena nota. Un día antes lo acompañé a las lujosas joyerías de la ciudad donde compró cuatro Rolex de 20 mil dólares. Cuando llegamos al hotel vi algunos directivos mexicanos platicando entonces el promotor les entregó cuatro estuches. Eran los Rolex que le iban a dar a Nicolás Leoz y otros dirigentes de la Conmebol por aprobar la participación de los mexicanos en la justa Sudamericana. Alcancé a escuchar de unas sumas de dólares para sutano y perengano, solo distinguí el nombre de Leoz. Me hice a un lado porque noté que los directivos callaron al verme. Con el tiempo ese amigo promotor me contó que efectivamente así fue como consiguieron la Libertadores porque el presidente de ese organismo les había exigido los lujosos relojes y una buena suma de dinero. ¡Ahhhh! pero los jilgueros televisivos son muy puntuales con eso de que “el futbol mexicano es muy honesto”. ¡No pues sí!, pregúntele a Leones Negros como le fue por no firmar contrato de exclusividad televisiva con el duopolio.

 

delacruzraul@hotmail.com