Contragolpe

El Globo ante su mayor reto

Lo más fácil es señalar al Canelo como favorito sobre Gennady Golovkin para que no te acusen de antipatriota pero habrá que ser claros y objetivos para que no los engañen. Por fortuna, todo lo que advertido en esta columna se ha cumplido, nadie, absolutamente nadie me podrá decir mentiroso. Para tal efecto me voy a concentrar en las virtudes del peleador originario de la ciudad de Karaganda, Uzbekistán quien tiene un récord de 37 con ¡33 nocauts efectivos! contra rivales de su propia categoría. Nunca ha peleado con pesos medios inflados, JC. Junior por ejemplo, ni tampoco contra boxeadores de divisiones inferiores. Y no son los pesimistas lo que adelantan que el Canelo perderá. No, son los analistas, los especialistas en boxeo entre los que se encuentran los expertos que crean los momios en las casas de apuestas. En cualquier deporte los estados de ánimo no existen. Si fuera así, México en futbol ya habría sido campeón porque lo respaldan millones de optimistas. Para esta pelea existen por lo menos cien formas para las apuestas y en la única en que los expertos determinan que el Canelo tiene posibilidades de ganar, es que si la pelea llega hasta la decisión. Todas las demás opciones. Ko, Ko técnico, descalificación, etc,  le favorecen a GGG. Es decir, es una pelea pareja pero Golovkin tiene ventaja. La confrontación anticipa una acción inteligente y continua, y no hay que pasar por alto que las fuerzas opuestas alcanzan equilibrio. Los peleadores inteligentes saben cuándo y dónde colocar sus golpes. Buscan el nocaut, pero si este no llega se conforman con infringir daño a su rival y debilitarlo segundo tras segundo. Tanto Canelo como Golovkin saben esto. Estarán frente a frente dos especialistas en la destrucción corporal. Los desplazamientos controlan las distancias, pero la velocidad de puños pesa mucho. GGG boxea con el cuerpo y es un atacante persistente. Canelo es peleador con los puños. Sabe esperar y es un formidable contragolpeador. El contragolpe cuando se ejerce como estilo de pelea es un arte exquisito y mortal. Repito, GGG ha combatido casi toda su carrera contra medianos, los golpes de las 160 libras no le han hecho mucho daño. Noqueó a 33 de sus enemigos. Avanza con la izquierda en lanza para situar al contrario. Es persistente, pero también predecible. Su capacidad noqueadora (89%), no deja duda. Como dato adicional se menciona que cuando los creadores de los momios se equivocan son despedidos, por lo tanto, el margen del error es bastante limitado. Y que ¡Viva México! Porque se enfrentarán dos peleadores con estilo mexicano.

delacruzraul@hotmail.com