Contragolpe

El Canelo, Slim y Clinton

Luego de que se dio a conocer una cena por la apertura de la Liga del Pacífico donde acudieron como invitados especiales el empresario Carlos Slim, el ex presidente de Estados Unidos Bill Clinton y el Canelo Álvarez se mencionó que por dicha cena se pagó la estratosférica cantidad 324 mil pesos. Alguien por ahí se preguntó quién había pagado la cuenta. Les aseguro que ni el Canelo ni Carlos Slim sacaron la cartera, tampoco creo que un ex presidente del país más poderoso de la tierra se mochara. Al Canelo lo conozco y sé que no suelta ni para los tacos. Lo que me viene a la mente una anécdota. En alguna ocasión, cuando era un chavo humilde y sencillo, Nacho Luna lo invitó a un programa de radio que transmitió en conocido restaurante campestre de la ciudad de nombre similar al del peleador. Inició la transmisión y comenzaron a llegar platillos. En determinado instante la mesa estaba llena de manjares rancheros. Todos los invitados comenzamos a comer. El Canelo no. Se terminó esa ronda de comida y trajeron más. El pecoso peleador no comía. Un tanto colorado y nervioso me preguntó: “oiga padrino, y quién va a pagar la cuenta”. El verlo tan asustado le respondí. Pues quien más: ¡Tú! Su rostro cambió radicalmente, ahora era de enojo. “No chingue, ya me voy”. Entonces reí y le expliqué que eran cortesías del restaurante por la transmisión. Lo convencí y comió bien porque era de buen diente. No me extrañó que Slim lo haya invitado como figura principal. El hombre más rico del mundo lo conoce bastante bien puesto que lo apoyó económicamente desde el inicio de su carrera. Pero también tengo conocimiento que no es un hombre generoso para las gorreadas. Al final de cuentas se descubrió que tal costo de la cena fue falso. No dejó de ser lo que hoy denominan los chavos un Fake News. 

Argentinos sinvergüenzas.- Uno en la banca del Guadalajara y el otro en el banco del Atlas. Oye Matías en México tenemos varios dichos muy sabios que deberías aprender: “el que mucho abarca, poco aprieta”, “No se puede tragar y chiflar pinole”, “Zapatero a tus zapatos”. Ahora sí quieres un director deportivo. El que no tuvo máuser fue Romano, ¡qué descarado! Resulta que al final del partido que perdió el Atlas contra Tampico dijo que “no vine para ganar la Copa, la Copa es para ver a los chicos”. Gulp

delacruzraul@hotmail.com