Contragolpe

Historia del 15 de septiembre en boxeo

Antes de hablar sobre la pelea del Canelo contra GGG quisiera felicitar a mi casa editorial Milenio por su vigésimo aniversario, en especial a nuestro director Jaime Barrera quien ha conducido el barco siempre a buen puerto. Enhorabuena y que sean muchos años más. El 15 de septiembre de 1972 en el Memorial Coliseo de Los Ángeles California, Erubey Carmona, mexicano apodado el Chango se coronó monarca mundial de los Ligeros al derrotar a Mando Ramos por nocaut. Esa fue la primera vez que un peleador mexicano disputó en esa fecha un título mundial y de ahí en adelante el aniversario de la Independencia de México se convirtió en tradicional y clásica para presentar boxeo de clase mundial. Las Vegas, ciudad concebida y fundada por un gánster para proporcionar diversión para los adultos, algo así como Sodoma y Gomorra modernas, pronto captó la importancia de esa fecha para los mexicanos y la adoptó como carnada para atraerlos en lo que fue bautizado como “Mexican Weekend” y después se siguieron con el 5 de mayo haciéndoles creer que era necesario también festejar la victoria de su país frente al poderoso ejército francés cuando en verdad eso nunca sucedió. Al perecer todo es válido cuando se trata de obtener dinero y por ello el representante de Erubey Carmona, yucateco Rafael Mendoza convenció a la viuda promotora Aileen Eaton en presentar la magna función en esa fecha considerada tabú para hacer negocio, ya que los mexicanos tienen por costumbre festejarla con el famoso grito “Viva México” en la medianoche con litros de tequila y cerveza. Alrededor de 20 personas fue la asistencia al estadio y con ello quedó destruido el mito por la terquedad de la Cobra Mendoza que siempre aseguró que sus paisanos irían al evento para festejar o llorar en caso de la derrota. Ahora el próximo 16 de septiembre en una arena de Las Vegas y con el boletaje agotado, será Canelo Álvarez quien suba a la tarima brava para demostrar que los mexicanos siguen siendo muy machos y para vencer al kasajo Gennady Golovkin. Por lo pronto dejamos aquí la historia con los antecedentes del festejo de la Independencia en los cuadriláteros de los Estados Unidos. Por cierto, me causaron una risa enorme las lágrimas de cocodrilo de Mauricio Sulaimán, titular del CMB, por la muerte de Ultiminio Ramos, (soberbio peleador cubano campeón mundial de peso pluma de la década de los sesentas) y me dio tanta risa porque Sulaimán ni siquiera lo conoció. Bueno, a Sulaimán ya lo conocen como el “Lord cinturones”. 

delacruzraul@hotmail.com