Contragolpe

De vacilada, ¿cinturón especial?

El actual mandamás del Consejo Mundial de Boxeo, Mauricio Sulaimán, anunció que en la pelea que sostendrán Julio César Chávez Jr. y Santos Saúl Álvarez el próximo 6 de mayo estará en disputa un cinturón hecho especialmente para la ocasión. El fajín no tendrá un costo de “50 mil dólares”. No, será de oro y platino con incrustaciones de diamantes, rubíes y esmeraldas, como varias veces se hizo alarde en esa entidad. Ahora, será elaborado por indios huicholes de Sinaloa, México, al igual que los “ternos bordados” de la extinta cantante Lola Beltrán. Aquí ya habíamos publicado que el dirigente del CMB no dejaría pasar la oportunidad de “participar” en “la pelea que todo mundo espera”. Hay que salir en la foto. Estar en la jugada, cobrar “derecho de piso”, sobre todo cuando los promotores, Golden Boy Promotions y Canelo Promotions aseguran que habrá una buena cosecha de billetes verdes por concepto de taquilla, “pague por ver”, televisión mundial, internet y patrocinios, sin importar que no haya ningún campeonato mundial en juego, y por esa razón en el CMB inventaron “el cinturón huichol” que  llevará a sus vitrinas el triunfador. En caso de empate, ¿habrá dos cintos? Pensamos que en lugar de darle al vencedor un cinturón si ningún valor le otorguen el que Rubén El Púas Olivares ya puso a la venta por un millón de dólares. Ese si tiene un valor histórico. Nadie puede negar que el famoso gallo del pasado fue un auténtico ídolo y quizá el mejor peleador mexicano de todos los tiempos aunque muchos respinguen. Además al ganarlo, como aseguran los sabios de Las Vegas, el cobardón Canelo Álvarez no lo devolvería como ya lo hizo antes cuando se negó a pelear contra su retador oficial el kasajo Gennady Golovkin y envió por mensajería especial hasta el escritorio principal del CMB el “preciado” artefacto que lo certificaba como campeón mundial de dicho organismo. 

Amenazan.- Ahora resulta que las Chivas, según sus empleados de los medios, quiere traer como director deportivo al puro cuento de César Luis Menotti. Un tipo lengua larga que suele envolver con sus rollos desgastados a propios y extraños. Un sujeto que suele hablar bien de México mientras se pasea por aquí. Recuerdo haberlo escuchado en Ecuador contra Hugo Sánchez y con la Tricolor. Me extrañó porque de aquí tragó durante un tiempo. La pregunta sería: ¿para qué lo necesitan las Chivas? Seguramente para que le cuide las espaldas al sinvergüenza que tienen en la banca. De otro modo, no se justifica su presencia.

delacruzraul@hotmail.com