Contragolpe

La Voz Bravía, memorias de Roberto Guerrero Ayala

“Para ser periodista hace falta una base cultural importante, mucha práctica, y también mucha ética”: Gabriel García Márquez.

 

A don Roberto Guerrero Ayala lo conocí a través de su voz. Fue justamente durante el Mundial de Inglaterra 1966; en ese año, recuerdo, trabajaba como ayudante de pespuntador en el taller de calzado de Arturo Jáuregui en el barrio del Retiro. Ese mundial marcó una pauta en las telecomunicaciones porque era la primera ocasión que se transmitía por satélite vía “Pájaro madrugador” por medio de Telesistema, ahora Televisa. Entonces era la novedad. Vimos el mundial en “vivo” desde Inglaterra en un televisor de bulbos porque los patrones nos daban permiso para asistir a la casa de mi padrino el “Cañón” para ver los partidos de México por 20 centavos. De inmediato me impactó la voz aterciopelada de don Roberto, me fascinó su estilo narrativo; su descripción futbolística, su prosa depurada y desde ahí su nombre me quedó grabado. Jamás pensé que con el paso del tiempo me iba a convertir en su colega. Colega pero jamás a su altura. Antes de ingresar a las trincheras del periodismo deportivo lo escuchaba en sus programas deportivos en la XEW. Aprendí escuchándolo. Hombre de muchas tablas periodísticas, amante de los deportes, la tauromaquia y la buena música. Multifacético porque domina todos los géneros periodísticos en cualquier expresión informativa; gente primordialmente de radio pero con amplio dominio de la televisión y de la prensa escrita. Efectivamente es un decano del periodismo deportivo y más. Por fin, Don Robert, como le digo cariñosamente, se animó a escribir sus memorias y producto de ese trabajo nació “La Voz Bravía” obra autobiográfica que plasma 65 años de trayectoria profesional que se inició en su natal Zamora Michoacán y que lo llevó a cubrir 13 copas del mundo; entrevistar a infinidad de personajes del todos los ámbitos políticos, sociales y deportivos. Amigo de celebridades de todos los calibres. Le ha tocado compartir experiencia profesional con lo más granado de la comunicación deportiva como Don Fernando Marcos, Paco Malgesto y Ángel Fernández, tan sólo por mencionar algunos. Por supuesto, maestro de varias generaciones de comunicadores. Platicar con Roberto Guerrero es hablar de infinidad de anécdotas, se las sabe todas. Precisamente con ese estilo narrativo experiencial está escrita su obra que será presentada oficialmente el próximo 28 de abril en la UTEG. Libro que será obligatorio para todo aquel que se jacte de ser periodista porque seguramente aprenderá bastante. 

 

delacruzraul@hotmail.com