Contragolpe

Periodismo basura: la declaracionitis

Este semana nos asaltaron las declaraciones del cínico entrenador del Guadalajara Matias Almeyda sobre las inquietudes de Miguel Piojo Herrera de regresar al banquillo de la selección nacional tras el desempeño del tricolor contra Honduras. El argentino se mordió la lengua. Por supuesto le recordaron cómo fue contratado para las Chivas cuando todavía José Manuel de la Torre era el titular del equipo. Desvergonzado. Este tipo de señalamientos son el pan de cada día del deporte mexicano. ¿Pero qué abonan para su desarrollo? Nada en lo absoluto solamente incrementan los niveles de morbosidad. Lo anterior porque padecemos un periodismo de baja calidad, una talacha periodística sustentada en la declaracionitis. Al respecto el editorialista y columnista del País, Miguel Ángel Bastenier señala que la declaracionitis, "es la publicación masiva de lo que la gente dice, con gran preferencia sobre lo que la gente hace, entre otras cosas porque es más fácil, porque los que hacen declaraciones lo que quieren es verse reproducidos por los periódicos y demás medios de comunicación. Pero, así, fabricamos diarios tan gélidos como el palacio de hielo de Supermán, en los que numerosos personajes, uno tras otro, toman constantemente la palabra, pero carecen de realidad física, tangible, no existen como sujetos de la acción, porque no hay auténtica acción por ninguna parte". Y cualquiera de estos elementos los escuchamos y los observamos en la mayoría de los programas televisivos. Las vacas sagradas del periodismo deportivo han sido rebasadas por los nuevos esquemas de la comunicación. Manejar redes sociales no es sinónimo de actualización por el contrario reduce los campos de acción. A todo ello le agregamos la gran cantidad de improvisados que día a día observamos, sobre todo, en los medios electrónicos como los ex deportistas y ex futbolistas. Muchos de ellos ni siquiera saben del deporte que practicaron mucho menos de periodismo. De ahí que se remitan a lo consabido; a la vulgar imitación y muy pocos al auténtico periodismo de investigación; al de las pruebas documentadas, al ejercicio y manejo de datos objetivos y concretos. Finalizo con un texto de Johan Cruyff: "Para que este deporte crezca urge desplegar un periodismo de calidad alrededor de él, ya no basta solo con narrar y transmitir lo que se está viendo, el comentario debe ser más crítico e interpretativo, anexar, entender y adentrarse en los procesos económicos que rodean al deporte, clasificarlos, no subestimar al lector o espectador, es decir, mostrarle la información completa de dicho suceso e interpretar la opinión pública para crear una mayor credibilidad en tu medio"

delacruzraul@hotmail.com