Contragolpe

Mayweather el mejor; “Canelo”, el fracaso

No tengo la menor duda de que Floyd Mayweather fue la gran figura del boxeo mundial en 2013, aunque también destacaron Sergio Martínez, Guillermo Rigondeaux y el Bernard Hopkins. El estrepitoso fracaso lo constituye Saúl Canelo Álvarez. La mancha Julio César Chávez por su doping positivo. Mayweather selló el año con dos victorias ante Roberto Fantasma Guerrero y Canelo Álvarez, a quien le dio una auténtica exhibición, para mantener su invicto en 45-0 y reafirmarse como el gran capitán de la industria del boxeo al generar cifras estratosféricas por encima de los 200 millones de dólares en ganancias totales. Ningún otro boxeador en la historia había ganado tantos dólares en un año para convertirse en el deportista mejor pagado de Estados Unidos en 2013. “Estoy en la cima. Soy la cara del boxeo y estoy dedicado a mi oficio. Soy el Money y hago ganar montones de dinero a mucha gente”, dijo Floyd luego de vapulear al Globito. Quien también fue noticia en el 2013 fue Sergio Maravilla Martínez, que en su única aparición este año le dio una paliza a Martin Murray para retener su faja de campeón mediano del CMB. Cabe hacer mención que “Maravilla” encabeza un resurgimiento del boxeo profesional argentino, que en 2013 vio coronarse en distintos niveles a Lucas Matthysse (superligero CMB), Juan Carlos Reveco (mosca AMB), Omar Narváez (supermosca OMB) y Marcos Chino Maidanas (internacional welter AMB). Quien por cierto es digno de ponderar ya que inesperadamente se metió en la elite del boxeo al derrotar a hace unos días al payaso de Adrien Broner, lo destronó en los pesos welter de la Asociación Mundial de Boxeo (AMB) en San Antonio, Texas. Guillermo Rigondeaux, ganó el combate más importante de su carrera al derrotar el 14 de abril en Nueva York, por votación unánime en 12 asaltos, al filipino Nonito Donaire. El triunfo le permitió unificar los títulos de las 122 libras en la (AMB) y la (OMB), los que defendió a finales de año tras superar de forma fácil a Joseph Agbeko. Bernard Hopkins se convirtió en el boxeador más viejo en ganar un campeonato del mundo de boxeo, cuando a menos de tres meses de cumplir 49 años derrotó a su compatriota Tavoris Cloud por decisión unánime en 12 asaltos en el Madison Square Garden de Nueva York. El 2013 quedó marcado en letras negras por la muerte del boxeador mexicano Francisco Frankie Leal, de 26 años. Los doping positivos de los mexicanos Julio César Chávez junior y Erick Terrible Morales son las manchas del año.

delacruzraul@hotmail.com