Contragolpe

Justicia discriminatoria en deportes

Esta semana nos levantamos con la gran sorpresa de que un juez puede ser descalificado. Es México y aquí todo puede suceder. Su "delito" fue girar orden de aprehensión contra la señora Angélica Fuentes. Nunca habíamos visto una justicia tan expedita del Consejo de la Judicatura. Tengo la sospecha de que la justicia se mide por otras razones que nada tiene que ver con la imparcialidad y la honestidad. Lo anterior me recordó el caso del Archi Solís y Canelo Álvarez, que en menos de 24 horas después de que Enrique Peña Nieto recibió en reunión privada al Canelo, el juez Séptimo de lo Penal en Jalisco negó la orden de aprehensión que en su contra solicitó la Fiscalía General. El juez Alejandro Guevara Pedroza llamó al límite el plazo que tenía para resolver la petición de la Agencia número 2 de Hechos de Sangre de la Fiscalía General de Jalisco, que el pasado 16 de abril consignó la averiguación previa 15729/2011 en la que solicitó orden de aprehensión en contra Saúl Álvarez, por el presunto delito de lesiones contra el boxeador Ulises Archi Solís, así como en contra de su hermano Juan Ramón Álvarez Barragán, por el delito de falsedad en declaraciones ante una autoridad ministerial. En el ámbito periodístico se maneja la versión de que fue el propio Gobernador Aristóteles Sandoval quien solicitó al juez no girar la orden. En el primer caso, la orden fue girada y como respuesta corren al juez; en el segundo, ni siquiera lo dejan emitirla a pesar de las investigaciones del Ministerio Público. Entonces podemos entender que existe una justicia discriminatoria que actúa conforme a intereses políticos y económicos, o sea, según el sapo es la pedrada.

Juicios

Se acerca la fecha para determinar si el Canelo tendrá que pagar gastos de indemnización a la empresa All Star Boxing por incumplimiento de contrato. El 25 de octubre tendrá que comparecer ante la jueza de Miami junto con sus representantes legales.

¿Gigante?

Hoy México se juega su pase a Copa Confederaciones contra Estados Unidos. A pesar de que sus jilgueros a sueldo lo siguen calificando como el Gigante de América, los números dicen lo contrario. En los últimos veinte partidos, el balance es favorable para los gringos con 10 partidos ganados, por cinco empates y cinco victorias para los mexicanos. Nada fácil la tienen los pupilos del Tuca Ferretti.

delacruzraul@hotmail.com