Contragolpe

Herencia mundialista indigna

Cuál será la herencia de Brasil 2014? Son varias. La más evidente será la expresión de “animación” mexicana de “¡Ehhh! ¡Putoooo!” , que ha sido material de exportación, porque ya es emulado por otros países. Obviamente, el debate que se dio en torno al “¡Ehhh! ¡Puto!” donde lo mismo opinaron las clases desprotegidas como los grandes pensadores del país. Finalmente las conclusiones se circunscribieron a que dicha expresión forma parte del lenguaje popular mexicano. Tanto, que hasta una niña de quince años compuso una graciosa canción sobre el tema. Por supuesto, fue el Mundial de las redes sociales. Por su inmediatez, Twitter cobró una gran relevancia y hasta se establecieron marcas de tuits generados durante los encuentros de mayor audiencia. La tan publicitada frase de un borrachín ¡No era penal! convulsionó al país que se generaron incalculables fotomontajes (memes) donde participaron todos los estratos de la sociedad incluyendo al presidente Peña Nieto. Todo lo anterior no es más que un reflejo de nuestra miseria ideológica, de nuestra invariable realidad. ¿Usted cree que fueron gratuitas las discusiones de las leyes secundarias de las reformas de comunicaciones y electorales durante el desarrollo del Mundial? De ninguna manera. Por supuesto que fue planeado con la intención de desviar la atención y disminuir las protestas. Fue evidente que evitaron las inconformidades de la sociedad con ese distractor social. Por ejemplo, pocos nos dimos cuenta, o no nos hemos enterado, que el poder adquisitivo en el estado de Jalisco se desplomó hasta el cinco por ciento donde los salarios ya no alcanzan para satisfacer la canasta básica. Hubo incrementos considerables de servicios elementales durante el Mundial que nos pasaron de noche. Desde el punto de vista futbolístico, de nueva cuenta nos dieron atole con el dedo. Por enésima vez se generaron expectativas superiores sobre las posibilidades de la selección nacional a través, fundamentalmente, de la televisión. Se mencionó hasta el cansancio que México no tendría problemas para jugar el ansiado quinto partido. No llegó y por el contrario recurrimos a los acostumbrados pretextos donde todos están equivocados menos el cuerpo técnico encabezados por el mediocre Piojo Herrera. Se desvió la atención sobre el excelente jugador holandés Arjen Robben a quien se le acusó de clavadista porque “engañó” a todo mundo con una jugada decretada como pena máxima. 

De box.- Este sábado regresa el Globo de la TV contra Erislandy Lara en una pelea de pronósticos reservados. Lara es un peleador hábil con tan sólo una derrota pero tuvo que sacrificarse porque se estableció un límite de peso con la acostumbrada intención de favorecer al púgil tapatío. 

 

delacruzraul@hotmail.com