Contragolpe

Después del Retiro

Ahora que varios ex futbolistas profesionales jugarán un partido del recuerdo el próximo 9 de octubre en el estadio Jalisco me vino a la mente un estudio del argentino Marcelo Roffe denominado "El Drama del Día Después". Donde de entrada se hace una serie de interrogantes que bien vale la pena profundizar. ¿Por qué muchos ex futbolistas famosos hoy están penando económicamente? ¿Por qué de las cuatro instituciones con personería y entidad en el fútbol, sólo algunos hacen algo por los "jubilados" y en forma lateral? ¿Qué es lo que hace que muchos de estos ex jugadores, sean adictos al alcohol o estén sumidos en una profunda depresión? El mismo estudioso nos una ofrece una serie de respuestas. El futbolista en activo por lo general vive en un mundo de oropel donde todo le cae de la forma más fácil. La fama le abre prácticamente todas las puertas, no sufre por créditos, tiene todo al alcance, incluso mujeres. Pero no sabe planear su futuro. Vive en el engaño y en la efímera fama. Cuando activo sufre de soberbia. En alguna ocasión le pregunté a un amigo ex mundialista que hoy transita en la miseria vendiendo garrafones de agua en un carrito de madera por qué había perdido todo. "Yo pensaba que nunca se me iba a acabar el dinero. Compré de todo, casas, coches. Mira, ahora, apenas me alcanza para comer". Este jugador jugó y cobró bastante bien. Hay un caso especial de un ex futbolista que se alejó del ambiente; perdió familia y todos sus bienes. Vende lonches en una bicicleta. También fue mundialista. Este se casó con la mujer más bonita del barrio. "Siempre fue mi ilusión, pero ella se casó con el futbolista, no con el hombre y cuando faltó el dinero me dejó", me dijo desconsoladamente. En otra oportunidad por la calles de Buenos Aires reconocí a un ex futbolista que vino a jugar a México vendiendo cds piratas. "El futbol es bastante cruel, Raúl. A mí me dio todo, pero todo me lo quitó porque cometí muchos errores". Sin embargo, así como existe una generalidad de ex jugadores en la pobreza también hay quienes supieron contrarrestar los embates de la fama, la riqueza y la soberbia. Son contados. Curiosamente a ninguno de los antes mencionados está invitado para jugar ese partido del recuerdo y los tres jugaron en Chivas y en el América. Sostengo lo que siempre he manejado, el futbolistas por lo general no tiene conciencia de clase, es individualista por naturaleza. Vive el aquí y ahora. ¿El futuro? Poco importa.

delacruzraul@hotmail.com