Contragolpe

'CH14', 'Checo' y 'Canelo' ¿tapatíos universales?

En la semana me comentaba un amigo que el deporte de Jalisco había fracasado porque a los tres deportistas más representativos les había ido mal. Indicaba que tanto Chicharito, Checo y Canelo fracasaron en este 2013. Ummm, no concuerdo, le dije, sobre todo en los casos de Javier Hernández y Sergio Pérez primordialmente por el ámbito de competencia. Ambos son personajes del deporte reconocidos universalmente porque uno juega en la liga más importante del mundo, Premier League, y el otro se desempeña en el circuito mejor reconocido, la Fórmula Uno. Y le puse un ejemplo sencillo. Si estás, por ejemplo en España o Portugal, vamos, en Europa, preguntas por cualquiera de los dos y saben de quiénes se tratan. A lo mejor tienes razón que su desempeño no fue el esperado pero toma en consideración contra quiénes están compitiendo. Estamos hablando que la competencia es contra lo más granado del futbol y el automovilismo. Lo que aporta el Chicharito al Manchester está más que justificado y lo que hizo Checo Pérez no es para soslayarse. Caso contrario es el Canelo Álvarez, fracasó estrepitosamente. Aunque la responsabilidad no le compete solamente. No tiene la culpa de contar con asesores y representantes tan inútiles; permitieron que lo inflaran como aerostático y cuando tuvo un auténtico rival fracasó. Su nivel de competencia se circunscribe al continente americano, en Europa es un soberano desconocido.

Gran reportaje.- Antes de finalizar, deseo recomendar el trabajo de Lucio Castro, compañero brasileño ganador del Premio Gabriel García Márquez de periodismo con su trabajo: Memorias do Chumbo Brasil o Futebol nos Tempos do Condor, publicado en ESPN. Este reportaje es una investigación a fondo sobre las relaciones del futbol y las dictaduras militares de América del Sur en los años 60, 70 y 80 en Brasil, Argentina, Chile y Uruguay. Muestran cómo los gobiernos militares utilizaron el futbol como una herramienta de propaganda y mantuvieron un firme control sobre este deporte tan popular. Investigación que revela cómo las siniestras dictaduras militares de los años 70 y 80 en América Latina violaron los derechos humanos bajo la Operación Cóndor y cómo utilizaron la pasión del fútbol como sistema de control. Algo me recuerda, algo me recuerda, ahora con la calificación del tricolor. Por cierto, vomitable las narraciones de los jilgueros televisivos. Caramba le ganaron a un equipo de segunda división y calificaron por las bondades de los jijos de su FIFA. Hay que ubicarse.

delacruzraul@hotmail.com