Charrería al día

Su primer tache

En días pasados, la 56 Legislatura del estado de Tlaxcala designó a la charrería como Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad, uniéndose a Hidalgo, Querétaro, Aguascalientes, Guanajuato, Nayarit, Tabasco, Michoacán, Zacatecas y Jalisco, haciendo un total de 10 de 32 entidades federativas; anteriormente se dijo que Chihuahua y Durango habían establecido este decreto, sin embargo no es así, ya que el gobernador de Chihuahua desconoce la afición de su entidad, y Durango no ha realizado los trámites para beneficio de sus representados.

Este reconocimiento para proteger al deporte de la charrería, en gran parte depende del trabajo de los Presidentes de Uniones de Asociaciones charras de cada entidad, mejor conocidos como PUA, ya que la labor de cada uno de ellos es difundir y fomentar nuestro deporte nacional en cada una de sus localidades, mostrando a propios y a extraños que es una tradición popular, histórica y vigente.

Ahora Tlaxcala remachó y comprobó el gusto por este deporte-arte, máxime que es "cuna de los hombres de a caballo de América". Este logro tan importante no es trabajo de un solo día, y debemos reconocer, que este es un esfuerzo de muchos años, y se coronó gracias a su actual PUA, Claudio Rugarcía, dándole múltiples beneficios a la charrería tlaxcalteca.

El nombrar a la charrería Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad, es una gran victoria para la gente de a caballo, y para la charrería federada es importante que este suceso se difunda, sin embargo, el recién nombrado secretario de prensa y difusión de la Federación Mexicana de Charrería, Said Golner González, está siguiendo los pasos de su antecesor, ya que no le dieron ni la más mínima cobertura a este acontecimiento que tanto beneficia a la charrería; no se necesita ser un genio en física cuántica, logística o algo así, simple y sencillamente se debe coordinar la información, sobre todo tomando en cuenta que la charrería está en la mira de los activistas y ventajosos, que aprovechan la ausencia de información para tratar de ganar terreno en sus demandas. Una vez más confirmo que los cargos deben otorgarse a gente que esté dispuesta a trabajar en los objetivos para los cuales son creados, y no solo para cubrir los puestos y posar para la foto del recuerdo, tal como se ha venido dando en la actual administración de la Federación Mexicana de Charrería, que está obligada a apoyar a todos los estados donde se practique nuestro deporte nacional y no solo a los que cuentan con mayor renombre dentro de la charrería, porque en esta disciplina no existen estados de primera o de segunda.

Los únicos medios de comunicación especializados donde se difundió este importante acontecimiento fueron este espacio, Radio Mil y Charro Virtual, de mi amigo Óscar López, de Tlaxcala; así que nuevamente el presidente nacional de la charrería federada, Miguel Pascual, se lleva un tache, y otro más grande, y el primero en su cargo, para su secretario de prensa y difusión.

Desfile del 16 de Septiembre

Una vez más, en nuestra ciudad capital, vivimos el desfile militar del 16 de septiembre, festejando 205 años del inicio de la Independencia; en esta edición participaron 12 mil 442 integrantes del Ejército, Fuerza Aérea, Armada de México y Policía Federal, y como cada año, la participación de la familia charra cerró el evento, con un contingente integrado por 50 elementos de la Asociación Nacional de Charros y 50 de la Federación Mexicana de Charrería, encabezados por Manuel Basurto García Rojas y Miguel Pascual Islas, respectivos presidentes en turno de cada una de estas instituciones, que también contaron con la presencia de sus reinas: Fernanda Basurto y Melissa Alejandra, quienes fueron acompañadas de la escaramuza bicampeona del Distrito Federal rancho San José, luciendo buenas cabalgaduras y muy bien vestidas con el típico traje de Adelita.

Los elementos charros siempre han sido muy reconocidos y queridos por el público asistente, así que desde este espacio felicitamos a todos los participantes de esta parada militar, porque nuevamente demostraron que la charrería es un símbolo nacional.

ramongonzalezbarbet@hotmail.com