Charrería al día

Tuvieron que pedir refuerzos

Es muy lamentable ver cómo el proceso electoral de la Federación Mexicana de Charrería (Fmch) dio un gran vuelco el pasado jueves durante la reunión del colegio electoral, que inició a las 10:00 horas en el ex Convento de Monserrat; primero por la actitud desafiante e irrespetuosa de parte de algunos miembros, y segundo, por la resolución que emitió la Confederación Deportiva Mexicana (Codeme) para la planilla del candidato Édgar del Bosque Amador.

Durante la asamblea sobresalieron las perversas intenciones de Arturo Marín Alcántara, secretario general de esta casa charra y del colegio electoral, quien en contubernio con el comisario de la Fmch y presidente del colegio electoral, Esteban González, desesperados por la incapacidad profesional de Sergio Cuevas Alemán, representante de Del Bosque, se sacaron de la manga tres asesores que han venido a enturbiar y a enrarecer el procedimiento, y con más razón cuando les dan derecho a intervenir directamente, como fue el caso de Jesús Antonio Solís Reynoso, quien dice ser representante de la Comisión Nacional de Cultura Física y Deporte (Conade), pero no acredita su identidad como tal; en la misma situación se encuentran los otros dos asesores que aparecieron en forma repentina, y que de igual forma hacen uso de la palabra.

Esta situación es completamente ilegal y preocupante, pero más aun, cuando el representante del candidato Lito Dávila, Juan Luis Gómez Jardón, pide la intervención de Esteban González para que las personas arriba mencionadas acrediten su identidad, a lo que obtiene una respuesta agresiva y altanera, diciéndole textualmente: “yo no soy tu chalán, si ellos quieren, que se identifiquen”, a lo que Gómez Jardón pidió que no se le contestara en ese tono; sin embargo, en lugar de recibir una cortesía, González le respondió: “si quieres, lo arreglamos como tú quieras”, declaración que lleva implícita una clara amenaza.

Por otro lado está la descarada actitud de Marín Alcántara y Cuevas Alemán, quienes como refugio final de los tramposos, buscaron cualquier pretexto para descalificar a la ya aprobada planilla de Lito Dávila; pues pusieron en duda la legítima firma del integrante Jaime Sánchez Pérez Aguilar, turnando el caso al Comisario de esta Federación y actual presidente del colegio electoral, quien de manera muy evidente, actúa en común acuerdo con ellos.

Al filo de las 15:00 llegó la resolución de la Codeme, donde da a conocer que la planilla de Édgar del Bosque no es válida, por las múltiples inconsistencias, no de uno, ni de dos elementos, sino de todos los integrantes de esa fórmula, incluyendo el mismo Del Bosque Amador.

Supuestamente, en estos casos, debe intervenir la Conade a través de la Comisión Especial contra la Violencia en el Deporte (Coved), pero desafortunadamente su presencia no fue instalada y no mandaron un representante oficial.

Como ya lo he mencionado en varias ocasiones, este proceso electoral iba a ser uno de los más vigilados y observados de la historia, por lo que el comisario, el secretario general y el representante de Édgar del Bosque se hubieran preocupado por llevar este proceso apegado a la convocatoria de elecciones, pero todo indica que no podían dejar pasar esta oportunidad para volver a estar en el poder, ya que para rematar, hasta se les descubrió que usaban, según su conveniencia, dos estatutos, uno validado anteriormente y otro que está publicado en su página www.fmcharrería.com, cuya diferencia se muestra en más de 60 artículos.

Aquí lo más grave del asunto es que la Conade no ha mostrado el más mínimo interés por estar presente oficialmente en este proceso electoral. 

ramongonzalezbarbet@hotmail.com