Charrería al día

El oso de las Chivas

El pasado lunes 10, los integrantes de las Chivas del Guadalajara se tomaron la foto oficial del año, en la que según ellos portaban un traje de charro de gala.

Esto causó gran molestia entre la gente de a caballo, que se ha preocupado por conservar nuestras tradiciones y respetar la vestimenta charra, ya que el traje que portaban, no corresponden a las características reglamentarias de un traje charro y menos a uno de gala, pero además tampoco es de mariachi, más bien parece un traje de fantasía, de esos que venden para los festivales escolares.

Aquí lo más asombroso es que Jorge Vergara, dueño de las Chivas del Guadalajara, es oriundo de Jalisco, Estado donde el emblema es la imagen de un charro y la charrería, su deporte por excelencia, ya que a nivel nacional es la entidad que más asociaciones de charros tiene; si esto hubiera sucedido con un equipo de Tijuana o de Cancún, quizá se le perdone un poco, ¿pero de Jalisco?

Su pecado no fue la ignorancia, lo que sí es reprochable es que no haya buscado la asesoría de algún charro o artesano, de los muchos que hay en su entidad, exponiendo a su equipo a hacer el ridículo y ser objeto de crítica; finalmente los futbolistas no son los responsables, yo creo que hasta cierto punto ellos portaron ese traje con gran orgullo, pero desafortunadamente, como ya lo dije, no fue de ni de charro ni de mariachi.

Esta situación obligó a la Federación Mexicana de Charrería (FMCH) a enviar una carta a Justino Compeán Palacios, presidente de la Federación Mexicana de Futbol, en la que solicitan su atenta intervención para que, por su conducto, se retire de los medios dichas imágenes que seguramente darán vuelta al mundo y denigrarán la imagen de la charrería, ya que el traje que porta el equipo de las Chivas no es de charro; por lo que los dirigentes de la FMCH, encabezados por su Presidente Miguel Pascual Islas, se comprometen a darles asesoría.

La reacción de Juan Manuel Herrero, presidente del Club Chivas, hacia la petición de la FMCH, consideramos que es totalmente fuera de lugar, ya que a pesar de que nadie le pidió una disculpa pública, Juan Manuel manifestó no pedirá disculpas, ya que el traje no es propiedad de los charros, sino de todos los mexicanos, y piensa que no se le ha faltado el respeto a la vestimenta charra, ya que le hicieron promoción a la charrería a través de la foto del equipo más popular de México.

Como es posible que Juan Manuel Herrero haya tenido esta reacción y no se dé cuenta, de que en lugar de hacerle una promoción la charrería, como él mismo lo señala, lo que provocó fue la molestia de toda la gente que sabe y conoce nuestras raíces mexicanas, lo que debería hacer es aceptar su error y tratar de enmendarlo.

ramongonzalezbarbet@hotmail.com