Charrería al día

A la mujer no se le toma en cuenta

A pesar que el estado de Nuevo León cuenta con pocas asociaciones de charros federadas, el nivel deportivo que maneja es alto. Es poseedor de grandes exponentes de nuestro deporte nacional, como el regiomontano  Celso Treviño, quien es un charro de renombre y con una gran pasión por la charrería, porque la lleva en la sangre.

Durante la práctica de su deporte ha participado en varios equipos charros de Nuevo León como El Roble, Charros de Raleigh, Jalapa, Cerdán, El Huajuco, Sacramento, etc. En 1979 fue campeón charro completo, imponiendo  un récord nacional; en 2002 ganó un campeonato nacional de charros mayores con el equipo de Cuauhtémoc.

Fue secretario del Deporte de la Federación Mexicana de Charrería (Fmch) en el periodo 2008-2012, y su principal objetivo fue apoyar a las escaramuzas, ya que vio que es el sector más abandonado, a pesar de que los grupos femeniles también se federan y hacen su aportación económica.

Celso Treviño opina que las cosas deben ser parejas para las escaramuceras, desde el  momento en que ellas pagan la misma cuota como cualquier charro, y textualmente dice:

“Hay que darles el derecho a participar en votaciones, a ser escuchadas, entenderlas y darles su lugar. Muchas veces los charros no las cuidan y un claro ejemplo es que los varones solo se preocupan  porque el cuadro para la cala de caballo donde puntean, reúna características que los beneficie para que su cabalgadura deslice una punta raya de varios metros; esto es muy perjudicial para la mujer, ya que cuando están haciendo sus evoluciones, donde por lo regular abarcan esta zona que tornaron resbalosa, es muy peligroso para ellas, porque están compitiendo en un lugar de alto riesgo, y van exponiendo su integridad.

“Solo escuchan las peticiones de los charros, y lo que pueda decir o pedir la mujer no es tomado en cuenta; mientras estuve a cargo de la Secretaría del Deporte de la federación, consideré a la mujer para que tuviera una igualdad competitiva con los hombres”.

En este espacio ya hemos tocado el tema de la mujer de a caballo dentro de nuestro deporte nacional, y verdaderamente es de suma importancia, ya que las escaramuzas cumplen con todas las obligaciones que se requieren para federarse; sin embargo, vemos que hasta hoy al sector femenil no se le reconocen los derechos que debe tener dentro de la charrería. ¡Esto es discriminación!

La Fmch como asociación civil tiene personalidad jurídica y, por ende, debe hacer una aplicación general de la ley, que es de observancia y por lo tanto coercible; así que el sector femenil está en todo su derecho de exigir igualdad.

INFORME DE LA VILLA

Para los fieles asistentes al lienzo de La Villa les informo que este domingo y el próximo 20 de abril no habrá charreada; mañana porque los equipos estarán contendiendo en el Campeonato Estatal del Distrito Federal, y el siguiente por motivos de la Semana Mayor. 

ramongonzalezbarbet@hotmail.com