Charrería al día

La ley no es negociable

Los procesos electorales siempre dan mucho de qué hablar, y ahora, al pronunciarse dos candidatos a la presidencia de la Federación Mexicana de Charrería (Fmch), no podía ser la excepción, y con más razón cuando personajes muy reconocidos en nuestro deporte nacional, Andrés Nito Aceves y Juan Francisco El Pillín Rivera, no pueden participar en una de las planillas por no cubrir lo que marca la convocatoria para las elecciones, en este caso en la de Édgar del Bosque, como secretario del Deporte y como secretario de Promoción Social y Cultural, respectivamente.

No está a discusión la capacidad deportiva y el legado de Nito Aceves y de El Pillín Rivera, ya que tienen una de las mejores trayectorias dentro de la charrería nacional, pero de acuerdo con los estatutos de la Fmch no pueden participar en este proceso electoral, puesto que Nito, a pesar de ser PUA del estado de Jalisco, no pertenece a ningún equipo o asociación de charros, ya que desde el pasado 29 de junio dejó de prestar sus servicios al equipo Tres Potrillos, de Jalisco, y según los estatutos, es causa suficiente para inhabilitarlo en un proceso electoral; por lo que corresponde a El Pillín, que es un gran charro profesional y tiene en su haber varios Campeonatos Nacionales en la categoría de Charro Completo, año con año se contrata con diferentes equipos, lo cual lo deja fuera del proceso por no tener la antigüedad necesaria en una misma asociación.

Esta situación es verdaderamente lamentable, porque tanto uno como el otro son un ejemplo a seguir como representantes de nuestro deporte nacional, pero más lamentable es que el representante de Édgar del Bosque, Sergio Cuevas, pretenda incluirlos, violentando la normatividad de los estatutos y tratando de negociar la participación de la mayoría de los integrantes de la planilla.

Sin embargo, a pesar de que están en una completa ilegalidad, se victimizan a través de varios medios de comunicación especializados, siendo una falta de respeto a la institución que pretenden representar y a la inteligencia de la familia charra.

Si se está cometiendo una injusticia con los personajes impugnados, los invito a que me hagan llegar su documentación y me comprometo a hacerlo público por medio de este medio.

Por otro lado, es claro que el representante del candidato Leonardo Lito Dávila, el doctor en Derecho, Juan Luis Gómez Jardón, haciendo uso de su profesionalismo y gran conocimiento de los procesos electorales, se está apegando a las exigencias que marcan los estatutos de la Fmch, ya que la ley no es negociable. 

ramongonzalezbarbet@hotmail.com