Charrería al día

Se hizo el milagro en La Villa

¡Se hizo el milagro en La Villa!, después de casi 30 años de una total desunión en la Agrupación de Charros Regionales de La Villa, el pasado 14 de diciembre un grupo mayoritario se alió para apoyar al que será su nuevo dirigente, pues de 116 socios con derecho a voto, 65 eligieron a Salvador de la Llata Mercado como presidente de esa casa charra.

Esa elección se podría tomar como un milagro, ya que unió lo que parecía imposible e irreconciliable, pero entrelazó intereses que habían sido afectados durante la gestión de Juan Luis Gómez Jardón, quien puso las cosas en orden de una manera justa y honesta, tratando de corregir un sinnúmero de anomalías, entre las que se encontraba la de utilizar las instalaciones para asuntos ajenos a lo establecido y teniendo que recurrir a una denuncia penal contra todo tipo de vicios sociales, incluida la venta de bebidas adulteradas, que era una gran amenaza para los asistentes.

Para regular la parte administrativa, Gómez Jardón dio de alta a la agrupación en el Servicio de Administración Tributaria (SAT) como persona moral con fines no lucrativos; este ordenamiento limitó el libertinaje de ese grupo de personas, incluyendo a varios ex presidentes que operaban sin control en cada una de las áreas.

Ahora con esta unión, lo único que mostraron fue su mezquindad y la falta de respeto a su agrupación y al mismo traje nacional, ya que vestirse de charro es vestirse de caballero.

La convivencia con orden sirvió para proteger la integridad física y moral de los asistentes a La Villa, pero fue el detonante y la fórmula perfecta para que el grupo de socios que votó por Salvador de la Llata se uniera para reivindicar su dominio y volver a negociar el funcionamiento amañado de las instalaciones, con beneficios que en su momento nunca se vieron reflejados para la asociación.

Ojalá ese grupo se hubiera unido para engrandecer a la asociación de charros, decana de la charrería federada, para vigilar y acrecentar la práctica de nuestro deporte nacional y remodelar cada una de sus áreas, que ya rebasan el periodo de antigüedad permitido y son un peligro latente para los que asistimos a esas instalaciones.

Desafortunadamente, este grupo es el que mantenía a la Catedral de la Charrería en el Distrito Federal como un templo a la impunidad; así que desde el 1 de enero de 2016, el presidente electo, Salvador de la Llata, será el responsable directo de lo que ahora está expuesto a la luz pública y tendrá que dirigir bajo las normas administrativas y legales establecidas actualmente, ya que el grupo que apoyó el otro proyecto, con 51 votos, es gente que solo buscaba el beneficio estricto para los socios, para las familias, para los asistentes y para las mismas instalaciones, y por el simple hecho de ser socios, podrán externar sus inconformidades.

CHARRERÍA EN RADIO MIL

Los invito a que escuchen el programa Charrería. Arte y tradición con un servidor, que se trasmite todos los sábados a las 19:30 horas por el 1000 de AM, también lo pueden hacer a través de la aplicación gratuita para los dispositivos móviles o en www.radiomil.com.mx


ramongonzalezbarbet@hotmail.com