Charrería al día

100 días de trabajo sin difusión

Transcurrieron los primeros 100 días de gestión del actual Consejo Directivo, que fue electo para el periodo 2017-2020, lográndose en este corto tiempo los objetivos que se marcaron como prioritarios en la campaña del entonces candidato a la presidencia de la Federación Mexicana de Charrería (Fmch), Leonardo Dávila Salinas.

Ahora, como presidente nacional busca los beneficios generalizados para la charrería organizada, como el reducir en 50 por ciento la cuota para federarse, además de disminuir el número obligatorio de elementos asegurados para gastos médicos, sumándose el apoyo económico a los Campeonatos Estatales con el pago de honorarios a jueces y Comisión Deportiva.

Además de eliminar el cobro de inscripción a los eventos oficiales para los equipos y escaramuzas.

Sin embargo, lo más notorio de esta gestión ha sido la reducción de los egresos mensuales. Basados en un comparativo entre el 2016 de la administración anterior y el 2017, ya con el actual Consejo Directivo en funciones, en estos primeros 100 días de gestión se ha logrado un ahorro de más de 3 millones de pesos.

Desafortunadamente, estos importantes beneficios no se han dado a conocer, ya que no fluye la información y por consiguiente no hay difusión, porque como dice el dicho “hay que poner el huevo y cacarearlo”. El directamente responsable, Abraham García Contreras, encargado de prensa y difusión, “entre otros cargos”, no está cumpliendo con la tarea encomendada, ya que entre comisión y comisión es el primero que le hace un autogol a la institución que representa, ya que también estuvo a su cargo la recepción de las instalaciones del Museo de la Charrería y de cada uno de los objetos que se encuentran al interior.

Recepción que resultó un desastre, porque aceptó y firmó de conformidad a Said Goldner González, a pesar que existían irregularidades con algunas piezas de exhibición, como la montura del emperador Maximiliano que recibió con tientos nuevos y con la falta de dos chapetas originales, creando un gran daño al patrimonio de la Fmch.

Pero lo más aberrante fue aceptar la falta de una montura antigua que Goldner González sustrajo desde hace más de seis meses, y aunque la situación quedó asentada en el oficio de la entrega-recepción, la obligación de García Contreras era no aceptar las condiciones, e informar esta situación al Consejo Directivo, y además hacerlo del conocimiento de la charrería federada en la Junta Nacional.

Esta situación se puede interpretar como omisión, ignorancia o complicidad, lo que en cualquiera de los tres casos deja al descubierto la falta de transparencia, que es la base de trabajo del presidente nacional.

REUNIÓN DE DAMAS CHARRAS

La presidenta del Comité de Damas Charras de la Fmch, Mini Blanco de Dávila, hizo una convocatoria nacional a las integrantes de la institución para que el pasado martes 16 se reunieran en un desayuno al que asistieron más de 120 invitadas.

La anfitriona, Blanco de Dávila, resaltó la importancia de promover el enfoque familiar para lograr la preservación de las tradiciones, exhortando a la unidad y hermandad entre las familias que practican nuestro deporte nacional, siendo todo un éxito el evento, que cumplió con los objetivos planeados. 

ramongonzalezbarbet@hotmail.com