Charrería al día

Urge logística en los campeonatos oficiales

Este domingo llega a su fin la edición 25 del Campeonato Nacional Charro Infantil, Juvenil y de Escaramuzas 2017, mejor conocido como El Nacionalito, teniendo como sede en esta ocasión el lienzo charro Santa Rosa, de Apodaca, Nuevo León, certamen que año con año tiene una gran demanda de participantes, ya que en 20 días de intensa actividad deportiva y con un programa completamente saturado, hacen de esta justa anual la más importante para la charrería como deporte y para la Federación Mexicana de Charrería (Fmch) por la trascendencia que tiene, tal como lo expresó el día de la inauguración el presidente nacional Leonardo Dávila Salinas: “El Nacionalito es el semillero nacional y es el futuro de la charrería”.

A pesar de toda la limitante de información en los grandes e importantes medios masivos en los que no se toma en cuenta a la charrería como deporte, la importancia del evento se pudo comprobar día a día con la participación de las fuerzas básicas de nuestro deporte-arte.

Con todo y esto, El Nacionalito se fortalece cada año con el número de participantes aunque aún falta mucho camino por recorrer, tanto para este campeonato como para la Olimpiada Nacional, donde participa lo más destacado del único deporte que nació en México, ya que cuentan con una organización estructural y reglamentaria supervisada y avalada por el órgano rector de esta disciplina, pero desafortunadamente, aunque se presenta lo mejor y lo más selecto, normalmente las tribunas lucen semivacías, problema que se ha generalizado en los diferentes lienzos del territorio nacional, y que se agrava en los campeonatos de carácter oficial, por lo que es urgente que los solicitantes de estos eventos presenten un plan estructural y logístico para hacer un gran llamado a través de los diferentes medios de su entidad, con el apoyo de las autoridades municipales o de su estado, para que la charrería resurja con los grandes llenos, tal como se acostumbraba hace algunos años.

Pero continuando con la información del Nacionalito, les comento que participaron 108 agrupaciones entre escuadrones y escaramuzas y 73 charros completos de las cuatro categorías varoniles, y en cuanto a los estados, Jalisco participó con 25 conjuntos, Hidalgo con nueve, Aguascalientes con ocho, Chihuahua y Coahuila con siete cada uno, Estado de México  tuvo seis, Nuevo León, Querétaro y San Luis Potosí fueron cinco y de la Unión Americana, tres.

En realidad, estos datos son duros y precisos para los Presidentes de Unión de Asociaciones Charras (PUA), no como una llamada de atención, si no como una atenta invitación para que se pongan trabajar en las escuelas de charrería. 

ramongonzalezbarbet@hotmail.com