Charrería al día

Los 17 PUA de unidad

Aunque con el tiempo limitado, y podría decirse que a galope tendido, se están realizando las asambleas de elecciones estatales, con vigencia hasta el 15 de marzo, fecha en la que deberá estar concluido el proceso. Hasta hoy se han realizado 20 elecciones, de las cuales 17 han tenido un candidato de unidad, quien representará a la charrería federada de su estado de 2017 a 2021.

Al iniciar marzo, Zacatecas fue la primera entidad en nombrar a su presidente de Unión de Asociaciones Charras (PUA), recayendo la responsabilidad en Carlos Mier Álvarez; el viernes 3, Baja California y Michoacán nombraron a Ángel Terrazas Moreno y Sergio Arturo Morales Medina, respectivamente; el sábado 4, la charrería veracruzana decidió que Samuel Sánchez Teplow los volviera a representar, tal como lo hizo en el periodo 2008-2012.

En Sinaloa, Edesio Camacho Rojo  quedó como responsable; Nuevo México, EU, será representado por Ismael Castro; Tamaulipas y Coahuila, reeligieron a José Alejandro Salas Caracoza y a Jorge Alberto Jiménez Flores, en ese orden.

El domingo 5 de marzo, Víctor Manuel Peniche Montero fue reelecto en Campeche; el lunes 6 se eligió a Alberto Adán Sámano Martínez, como PUA del estado de Morelos; ese mismo día, Aguascalientes renovó su directiva con Gustavo Jiménez Castillo al frente de la Unión Estatal; el martes 6, Durango se renovó con Salvador Vicente Álvarez Cruz; Hidalgo optó por Jorge Raymundo Chávez Esparza; en Yucatán, David Berlín Arce; en Colima, Víctor Manuel Chávez Sánchez será el digno representante de la unión estatal.

El martes 7, Guanajuato optó por Ricardo Flores Contreras y Querétaro eligió a José Antonio Quiroz Urbiola; el mismo día se efectuó la primera Asamblea oficial en la Ciudad de México, que contó con dos candidatos, Luis Fernando Pascual Islas y Óscar Viñuela Navarro, en cuya primera votación se marcó un empate, situación que obligó a la segunda vuelta, quedando electo Fernando Pascual Islas con 13 votos a favor y 11 en contra.

Se mostró una verdadera división en la capital, propiciada por la falta de argumentos de Fernando Pascual sobre que busca un beneficio real para las asociaciones, porque aunque hizo una extensa campaña, nunca tocó los puntos medulares que saquen de la mediocridad deportiva a la charrería capitalina, como la de eliminar los costos de inscripción en los campeonatos estatales para los participantes, mejorar los premios para los ganadores de los eventos oficiales, y, sobre todo, manejar con claridad los ingresos económicos de la Unión de Asociaciones Charras de la ciudad.

Puntos que en solo un mes de campaña, Óscar Viñuela puso sobre la mesa y que deberían exigirse para la charrería federada. El miércoles 8, Oaxaca nombró a Waldo Fernando Ortiz Vásquez y Nayarit a Juan Melesio González Chávez.

En otros temas, de esos que no se pueden dejar de comentar, a 39 días de haber recibido la constancia de mayoría, el actual Consejo Directivo encabezado por Leonardo Dávila Salinas, sigue esperando a que los directivos salientes, Miguel Pascual Islas, Arturo Marín Alcántara y Antonio Díaz Pérez, hagan la entrega de la parte administrativa y financiera de su periodo 2012-2016.

Pero lo más grave de todo, es que en la asamblea para la elección de PUA de la Ciudad de México, realizada el pasado 7 de marzo, en las instalaciones de la Federación Mexicana de Charrería, el ex presidente Pascual Islas con gran descaro se presentó como la fresca mañana, mostrando un cinismo que nos habla de una burla abierta hacia los directivos actuales y la misma institución.

ramongonzalezbarbet@hotmail.com