Charrería al día

2012-2016 arrasó con todo

Por fin y después de tanta espera, el miércoles 22, a las 12:30 horas, en el Salón de Sesiones del Ex Convento de Montserrat, el recién llegado Consejo Directivo de la Federación Mexicana de Charrería, presidido por Leonardo Dávila Salinas, realizó su primera Asamblea Nacional, exhortando a un gran número de consejeros, presidentes de asociaciones charras federadas y demás invitados especiales, a unir esfuerzos en beneficio de la familia charra.

Esta primera reunión estuvo acompañada de una gran expectativa, pero también de una gran esperanza, que marca el fin de las irregularidades y atropellos del anterior Consejo Directivo, porque finalmente dejó de actuar como sanguijuela, chupando los recursos económicos obtenidos a través de esta institución.

Otra de las prioridades que se marcaron durante la sesión son los eventos deportivos oficiales, que se han desfasado de los tiempos normales, debido al atraso de las elecciones, por lo que desde ahora se irán poniendo en marcha, para que no quede nada pendiente, dando tiempo a que termine el proceso electoral de los presidentes de unión de asociaciones Charras (PUA) de cada entidad de nuestro territorio nacional y Estados Unidos.

En otros asuntos, el presidente de la Fmch hizo realidad algunas de sus promesas de campaña, como la de reducir el costo para federarse en 50 por ciento, así como el número obligatorio de integrantes asegurados que requiere cada equipo charro, siendo cinco para los escuadrones y ocho para las escaramuzas.

Esta medida no variará los costos que se tenían con la aseguradora de siempre, decisiones que, sin duda, son un gran incentivo para que vuelvan a federarse quienes dejaron de hacerlo en el cuatrienio pasado.

Por otro lado, se está tratando de definir la sede del LXXIII Congreso y Campeonato Nacional Charro 2017, ya que Zacatecas, Nuevo León, Hidalgo y Querétaro solicitaron el evento nacional, donde por cierto días previos al pasado 25 de enero, justo antes de la elección nacional, Querétaro transfirió 3 millones de pesos a la cuenta bancaria de la Fmch, mismos que desaparecieron como por arte de magia, y se cree que fue para obtener la sede del evento anual más importante de la charrería federada, ya que no existe ningún documento que acredite el motivo de esta aportación.

Porque los ahora ex directivos encabezados por Miguel Pascual Islas siguen entorpeciendo el camino de la nueva administración, pues hasta hoy no han entregado en su totalidad la documentación financiera de la institución, pero además están cayendo en un acto ilícito, ya que extrajeron los documentos correspondientes a sus cuatro años de gestión, como libros de actas, informes de tesorería, de cada uno de los campeonatos nacionales, de la remodelación de la casa charra, etc.

Actitud que debe manejarse como una denuncia penal, así que con este fin, ayer se les hizo llegar un ultimátum, para que regresen los documentos antes mencionados.

Como esto apenas empieza, les comento que en esa misma asamblea se presentó el vicepresidente de la Asociación de Charros Bravos de Azuela, AC, de Querétaro, Sergio Armando Azuela Macías, para denunciar al señor José Antonio Quiroz Urbiola, por haber hecho mal uso de los recursos económicos de los charros de su estado.

Ya que habiéndole pagado lo requerido para estar federado y cumplir en tiempo y forma con sus obligaciones, en el momento que necesitó hacer uso del seguro de gastos médicos, se topó con la noticia que no estaba federado, porque José Antonio Quiroz no ingresó las cuotas a la federación, situación que involucra al entonces PUA queretano, Mario Morán Martínez y a los exdirigentes de la Fmch, Miguel Pascual Islas, Arturo Marín Alcántara y a Antonio Díaz Pérez

Pero ahora lo grave del asunto es que Quiroz Urbiola está peleando la candidatura a PUA, así que el Consejo Directivo solicitó la detención de las elecciones en ese estado, hasta que se aclare la situación, que ya se turnó a honor y justicia. 

ramongonzalezbarbet@hotmail.com