Charrería al día

Trancazos en La Viga

Desde que inició el primer Circuito de Tradiciones y Charrería del Distrito Federal he venido comentando su desarrollo; la primera etapa tuvo como sede el lienzo Javier Rojo Gómez, de la Asociación Nacional de Charros, que cuenta con unas magníficas instalaciones totalmente techadas, pero desafortunadamente el nivel deportivo fue medio bajo.

Sin embargo, no podemos dejar de reconocer el esfuerzo que está haciendo el presidente de la Unión de Asociaciones Charras del Distrito Federal, Ricardo Anaya Maldonado, para fomentar nuestro deporte nacional y elevar la calidad competitiva de la charrería capitalina.

La segunda etapa inició el domingo en el lienzo de La Viga, y a decir verdad, existe una gran diferencia con el escenario anterior, ya que este lienzo no está techado. Se esperaba con agrado el inicio de esta etapa, porque nos permite disfrutar de una actividad deportiva constante.

Desafortunadamente, en este primer día de competencia, Próspero Barrenechea, presidente de La Viga, provocó un gran problema con el jinete del equipo B de la Agrupación de Charros Regionales de La Villa, ya que cuando se iba a montar en su toro, el presidente, a pesar de no tener ninguna facultad, con palabras altisonantes y de manera prepotente, le exigió que se cambiara las espuelas; el jinete le explicó  que ya habían sido autorizadas por la Comisión Deportiva, así que realizó su suerte.

Cuando finalizó su jineteada, se topó nuevamente con el señor Barrenechea, que ya se encontraba acompañado de su hijo y sobrinos, y comenzaron a agredirlo física y verbalmente, situación que se estaba convirtiendo en una campal.

Para conocer un poco más de lo sucedido, localicé a Mauricio Robledo, capitán de los Regionales de La Villa B, quien me ratificó lo arriba mencionado y me dejó saber que el presidente de la Villa, Juan Luis Jardón, le solicitó un reporte completo del suceso para proceder hasta las últimas consecuencias, y que no se sigan permitiendo este tipo de atropellos, sobre todo en un torneo que es avalado por la Federación Mexicana de Charrería y por la Unión de Asociaciones Charras del Distrito Federal, máxime cuando los anfitriones deben guardar respeto a los visitantes.

En el momento de la pelea, Mauricio Robledo se hizo presente para calmar los ánimos, pero vio que la situación estaba muy candente y decidió retirarse del evento junto con su equipo y familiares, pero también del torneo en general, ya que no existían las condiciones necesarias para darle seguridad a cada uno de los participantes.

VI ANIVERSARIO EN “LA AFICIÓN”

Hoy 13 de septiembre estamos cumpliendo nuestros primeros seis años con esta sección de charrería, y utilizo este espacio para agradecer a todos nuestros lectores que nos siguen semana a semana y, sobre todo, gracias por interactuar conmigo y dejarme saber sus comentarios.

También agradezco y felicito a todo mi equipo de trabajo, que ha hecho posible la edición durante este tiempo.

 Y como mañana es Día del Charro, envío un fuerte abrazo a toda la familia charra en su día.

ramongonzalezbarbet@hotmail.com