Charrería al día

Lista, la convocatoria para elecciones

Como cada mes, el pasado miércoles 25 el consejo directivo nacional de la Federación Mexicana de Charrería (Fmch) realizó su junta mensual ordinaria, donde adquiere una especial atención la cercanía de las elecciones para presidir la charrería federada para el cuatrienio 2016-2020, y muy en especial para Lito Dávila y Édgar del Bosque, precandidatos que han venido haciendo sus campañas de proselitismo, para que la familia charra elija abierta y democráticamente quien de los dos será el que los dirija.

Según el informe presentado por el secretario general Arturo Marín, confirmó que se ha cumplido en tiempo y forma con el envío de la convocatoria de elecciones  a través de los presidentes de Unión de Asociaciones Charras (PUA), por diferentes medios electrónicos, portales web especializados y varios medios impresos de circulación nacional, y antes del 30 de mayo todos los PUA recibirán el listado en original y dos copias de las asociaciones que representan y las que tienen derecho a voto, así como también las que aún tienen algún requisito pendiente para estar dentro de padrón electoral, y finalmente las que por falta de algún trámite no se les concederá el derecho a voto; todo este proceso electoral está siendo avalado por la Confederación Deportiva Mexicana (Codeme), que aglutina y representa a las federaciones y se rige por la Comisión Nacional de Cultura Física y Deporte (Conade).

Por primera ocasión, este proceso electoral contará con la supervisión de las dos dependencias, lo que será algo inédito, máxime cuando la Conade ha creado un Consejo de Vigilancia Electoral Deportivo (Coved), que supuestamente para esas fechas ya estará integrado y funcionando; así que seguiremos paso a paso estas elecciones charras, y por lo que se ve ahora empieza lo bueno.

Terror estatutario en EU

La semana pasada comenté el terror estatutario que se está viviendo en los Estados Unidos, donde se hace patente que Alejandro Galindo, vicepresidente o coordinador de la charrería de aquellas tierras, ha actuado con dolo y mala fe, tomando decisiones propias sin apegarse a los estatutos de la Federación Mexicana de Charrería (Fmch), ya que suspendió de sus actividades al PUA de Oregon, Miguel Serrano Herrera, quien me hizo llegar una carta dirigida a Alejandro Galindo, en la que manifiesta su inconformidad y solicita hacer valer sus derechos. La carta, de la cual tengo una copia, enumera varios puntos y el más destacado es el que dice así:

“El comisario Modesto Reyes me suspende con fecha 19 de diciembre de 2015, a pesar de que los estatutos de la Fmch marcan un procedimiento a seguir, donde el comisario deberá turnar el caso al comité de honor y Justicia para abrir una audiencia del caso, dándome la oportunidad de defenderme y posteriormente emitir la resolución. Así que al no tener usted autoridad para destituirme, actualmente estoy dentro de mis obligaciones administrativas y seguiré siendo el PUA electo del estado de Oregon, ya que las asociaciones me eligieron por votación, bajo un procedimiento legal; así mismo, acataré y respetaré la decisión de mi destitución solamente bajo el procedimiento correspondiente que marca nuestros estatutos”.

En varias ocasiones se han utilizado argumentos en perjuicio de diferentes asociaciones charras, debido a que los agremiados no conocen sus derechos y obligaciones, así, es importante que conozcan los estatutos que los rigen para evitar este tipo de atropellos. 

ramongonzalezbarbet@hotmail.com