Charrería al día

LXI Trofeo Guadalupano

Como más vale tarde que nunca, por fin mañana se llevará a cabo el tan esperado Torneo Trofeo Guadalupano LXI, que año con año se juega en el Lienzo Charro de la Agrupación de Charros Regionales de La Villa.

El Torneo Guadalupano normalmente se realiza en marzo o abril; sin embargo, es el segundo año consecutivo que tiene un retraso de cuatro meses, situación que es totalmente ajena a los Regionales de La Villa, ya que la Federación Mexicana de Charrería (FMCH) es la encargada de fijar la fecha de realización, así como de proporcionar el ganado en juego y los trofeos que se otorgan a los participantes.

Ojalá el próximo año los dirigentes de esta Federación se pongan las pilas para organizarlo en tiempo y forma, como en sus primeras 59 ediciones y muestren un poco de respeto a todos sus agremiados, pero sobre todo a la afición que asiste a este lienzo charro que se ha convertido en un público conocedor de nuestro deporte nacional.

Este LXI Trofeo Guadalupano será disputado por tres selecciones con buen nivel deportivo procedentes de tres estados de la República Mexicana: Querétaro, Puebla y Veracruz; así que se espera que cada una de las entidades presente una buena selección para que podamos apreciar un buen espectáculo deportivo.

De acuerdo al programa de actividades, a las 9:00 de la mañana partirá el contingente charro de la Ex Glorieta de Peralvillo con rumbo a la antigua Basílica de Guadalupe, para que a las 10:00 horas se oficie la tradicional ceremonia religiosa; al término de ésta, a las 12:00 del día, arrancará la justa deportiva, y seguramente el graderío se verá engalanado con una gran afición, donde veremos muchas caras conocidas.

Se contará con la presencia de las máximas autoridades de la charrería federada, la reina nacional Melissa Alejandra I y la reina de la Agrupación de Charros de la Villa, Samanta I.

Desde luego, el Trofeo Guadalupano es importante por los años que tiene realizándose, por su trayectoria, porque su creador fue el reverendo Padre Barajas, porque cada año invita a diferentes selecciones charras del país, porque asisten personajes importantes de la charrería, y por la imagen del Trofeo Guadalupano, que es tan significativa para la charrería.

Pero ya que estoy hablando de la Agrupación de Charros Regionales de La Villa quiero mencionar que está viviendo una nueva era en su administración, que prácticamente la ha transportado al siglo XXI, porque en la actualidad ya no queda nada de aquella improvisación con la que se manejaba en cada una de sus áreas; sin embargo, aún existe la oposición de algunos socios que están en contra de las mejoras porque han afectado sus intereses personales.

Actualmente cada una de sus áreas son utilizadas en beneficio de esta comunidad y para lo que fueron creadas.

Administrativamente hablando, todo se está poniendo en orden, tal y como lo realizan otras grandes asociaciones.

Lo lamentable es que a algunos de sus socios todavía no les cae el veinte, o no se quieren dar cuenta del rediseño institucional lo que su presidente Juan Luis Jardón ha estado haciendo, y que hasta ha puesto en juego su integridad física para que esta agrupación cuente con una normatividad jurídica, deportiva, social y administrativa, que conlleva a una administración sana y limpia, para darle seguridad y certeza a cada uno de los socios que mensualmente aportan sus cuotas.

Por supuesto que charrear es importante, pero cuidar el patrimonio es fundamental para cualquier Asociación Charra, máxime cuando es una asociación con tanta historia y tradición, que ha dado vida al único deporte que nació en México, y con charros que han dejado una gran escuela a nivel nacional.

Ojalá que todos sus socios analicen estos cambios positivos, los acepten y colaboren en equipo, lo que dará un nuevo impulso a tan valioso recinto charro del Distrito Federal.

ramongonzalezbarbet@hotmail.com