Charrería al día

Injustificada resolución de la Fmch

La Federación Mexicana de Charrería suspendió la participación del menor Jesús Guadarrama García en ‘El Nacionalito’, pese a que él no estuvo involucrado en un acto indisciplinario de su padre.

El pasado 20 de junio, al término de la segunda charreada de la etapa eliminatoria del campeonato infantil del Estado de México, realizado en Tepotzotlán, cayó un tremendo aguacero, y a pesar de que ese lienzo es techado, se inundaron los primeros 10 metros de la manga, debido a la intensidad de estos fenómenos atípicos. Al inicio de la tercera del día ya se encontraba inundada casi en su totalidad, por lo que los jueces y la comisión deportiva decidieron suspender la contienda para no poner en riesgo la integridad de los participantes, posponiéndola para el viernes 26 de junio.

Esta decisión causó gran molestia a Rafael Silvestre Valle, capitán del equipo San Martín Caballero, abogando que no era parejo, ya que su equipo había participado con un charco en los primeros 10 metros de la manga, por lo que exigía que la competencia de la noche se llevara a cabo para que estuvieran en igualdad de circunstancias, sin embargo, se confirmó la suspensión de la charreada; posteriormente, se desató una serie de insultos y recordatorios familiares por parte de Anuar Jesús Guadarrama Tapia, padre del menor Jesús Antonio Guadarrama García, integrante de San Martín Caballero, porque según él, el PUA mexiquense, Daniel Vergara Aguilar, se burló de ellos.

Esta actitud fue reportada a Esteban González Ortiz, comisario de la Federación Mexicana de Charrería (Fmch), quien turnó el asunto al comité de honor y justicia que preside Víctor Manuel Bowser Miret, y apoyado jurídicamente del prosecretario general y asesor logístico, Sergio Cuevas Alemán, resolvió una amonestación para Silvestre Valle y a Guadarrama Tapia se le suspendieron sus derechos como deportista durante 365 días, por lo cual no podrá participar en torneos o campeonatos oficiales a partir del 20 de junio de 2015 y hasta el 19 de junio de 2016.

Finalmente, como los hechos ocurrieron durante un campeonato infantil, sin justificación alguna y sin haber estado involucrado en lo acontecido, prohibieron la participación del menor Jesús Antonio Guadarrama García en El Nacionalito Durango 2015.

Si por un recordatorio familiar resolvieron con una suspensión de 365 días, ¿qué sanción hubieran merecido los charros que llegaron a los golpes en el campeonato estatal capitalino del año pasado, con sede en el lienzo de La Viga, o los que mandaron golpear a un charro de los regionales de La Villa, amenazándolo a punta de pistola, durante la primera edición del campeonato estatal del Distrito Federal 2015, realizado en la Carlos Rincón Gallardo? ¿Por qué los que comenten faltas menores con palabras altisonantes son condenados y los que atentan en contra de la integridad física son ignorados?

La sanción que recibió Anuar Jesús Guadarrama fue muy justa, porque jamás se debe faltarle al respeto a ninguna persona, de hecho, él mismo lo reconoce y lo acepta; aquí lo más lamentable es el castigo que recibió el menor Jesús Antonio Guadarrama, es una sanción injusta, perversa y malintencionada, ya que el pequeño solo fue una víctima de todos los involucrados, pues él ni siquiera fue actor del caso.

La ley dice que todo aparato jurídico debe resolver en forma justa, y la Convención Internacional sobre los Derechos del Niño, de la que México forma parte, establece que los derechos de los menores son fundamentales, por tal motivo, la resolución que emitió la Federación Mexicana de Charrería es un claro abuso a los derechos del menor, y desde luego, constituye un inocultable caso de discriminación, porque los intereses del pequeño están siendo transgredidos, causándole un grave daño moral.

Si se hubieran tomado la molestia de ver la trayectoria deportiva del niño, lo hubieran pensado más de dos veces, porque desde el momento en el que entró a competir en forma oficial, ha tenido un desempeño sobresaliente con varios subcampeonatos y campeonatos, tanto estatales como nacionales, en suertes individuales, como manganas a caballo, lazo de cabeza y jineteo de yegua; todos estos méritos lo han forjado como un buen representante de nuestro deporte nacional. Esto también es un llamado a las máximas autoridades de la Conade, que rige a todos los deportes federados.

Desgraciadamente, el daño ya está hecho, porque El Nacionalito concluye este domingo, pero creo que los federativos deberían tomar conciencia del error tan grande que cometieron, no solo con los intereses del menor, sino que incurrieron en faltas a nuestra Constitución, y lo mínimo que deberían hacer es ofrecer una disculpa pública y exonerar a este pequeño gran charro, Jesús Antonio Guadarrama García, a quien le envío un fuerte abrazo y una felicitación porque el pasado jueves 30 cumplió 13 años de edad. Jesús, continúa en este andar de la charrería con el mismo empeño y gusto que hasta hoy has demostrado, sobre todo porque cuentas con el apoyo incondicional de tus padres.

Toda la documentación que sustenta la nota está en poder de quien esto escribe; así como también la autorización de los padres del menor para que su nombre sea publicado.

JUNTA MENSUAL ORDINARIA DE LA FMCH

El miércoles 29 de julio, en las instalaciones de la Feria Nacional de Durango, se llevó a cabo la junta mensual ordinaria de la Federación Mexicana de Charrería, donde se confirmó que, debido a la gran demanda de participantes, tanto del sector femenil como del varonil, para 2016 se dividirán las categorías del Nacionalito y se realizarán en dos sedes diferentes; las categorías Dientes de Leche, Infantil A e Infantil B, tendrán lugar en Tepatitlán, Jalisco, durante 10 días, y las categorías Juvenil y la recientemente creada Sub 21, se jugarán en el lienzo de Nito Aceves, de Tlajomulco de Zúñiga, Jalisco, en un periodo de una semana completa. La fecha de realización queda pendiente, aunque sabemos que cada año se realiza durante las vacaciones de verano de los pequeños.

También se dio a conocer que la próxima Olimpiada Nacional de 2016 se consumará en Chihuahua, y se verificarán las edades para que coincidan con el requerimiento fundamental de la Conade, donde la categoría Dientes de Leche será hasta los 10 años, infantil A de 11 a 13 años, infantil B de 14 a 16; juvenil de 17 a 18 y en la Sub 21 podrán participar a partir de los 15 años. Se dejó claro que los tiempos de la Conade se tienen que respetar, así que los campeonatos estatales del próximo año deberán finalizar antes del 19 de junio.

Una sede más que se confirmó fue la del Campeonato Nacional del Charro Mayor, a realizarse del 18 al 22 de noviembre en el lienzo El Roble, de Nuevo León.

Aunque aquí ya lo habíamos dado a conocer desde hace algunas semanas, en la junta también se informó que el lienzo charro rancho El Pitayo, propiedad de Estaban González Ortiz, comisario de la Federación Mexicana de Charrería y presidente del comité organizador, será sede del Congreso y Campeonato Nacional Charro Querétaro 2015, a realizarse del 5 al 25 de octubre, con la participación de 126 escuadrones charros, 90 escaramuzas y 15 charros completos.

POR ÚLTIMO

La semana pasada recibí un correo de Esteban González Ortiz, el cual se los comentaré la próxima semana, pero por lo pronto, los invito a escuchar el programa Charrería. Arte y tradición, con un servidor, que se trasmite todos los sábados a las 19:30 en el mil de AM o en www.radiomil.com.mx

ramongonzalezbarbet@hotmail.com