Charrería al día

Hecho a su medida

Es increíble que, a tan solo siete meses para que se inaugure el 70 Congreso y Campeonato Nacional Charro Jalisco 2014 no se haya firmado el Cuaderno de Compromisos que se requiere para estos eventos, donde el Comité Organizador se compromete a cumplir con todo lo necesario para garantizar el éxito del evento, con el aval del gobierno estatal, que tendrá que proporcionar unas instalaciones adecuadas para la charrería de hoy en día.

En un principio se dijo que el Centro de Espectáculos Arena Vicente Fernández Gómez sería el recinto oficial del Nacional 2014, ya que cuenta con todo lo necesario para un Campeonato Nacional, tal y como se realizó en los años 2005 y 2009.

Sin embargo, la renta de este inmueble, por las casi tres semanas que dura el evento, tiene un costo de 15 millones de pesos, y en estas condiciones ya no resultaba ser negocio para el Comité Organizador que encabeza Salvador Sánchez El Voz.

Hace unos días se dio a conocer que el lienzo charro Rancho Santa María, de la familia Bañuelos, será el escenario que alojará a lo mejor de la charrería federada; sin embargo, estas instalaciones no tienen la infraestructura que se requiere para eventos de esta magnitud. En consecuencia, tendrán que modificarlo e improvisarlo en la mayoría de las áreas como son: tribunas, mirandilla, estacionamientos, sanitarios, etc., y se ve difícil que en siete meses lo logren.

Ingenuamente llegué a pensar que esos tiempos ya habían pasado a la historia, y sobre todo que los beneficios serían para la charrería federada y no para unos cuantos, pero tristemente vemos que los tenemos de regreso, manejando la charrería organizada como si fuera un negocio propio.

Jalisco 2014 nos tiene preparada otra sorpresa, ya que este año se impuso el nuevo reglamento deportivo, propuesto por el jalisciense Juan Bañuelos y aprobado por el actual Consejo Directivo de la Federación Mexicana de Charrería, presidido por Miguel Pascual Islas y Arturo Marín, como secretario general.

Tal parece que todo fue hecho a la medida, porque el objetivo principal de este reglamento es emparejar a los equipos de Jalisco con los grandes escuadrones charros de las diferentes entidades de la República Mexicana, lo cual es injusto para los que quieren ver la charrería como un deporte de alto rendimiento.

Jalisco es el estado que cuenta con el mayor número de asociaciones de charros federadas; anteriormente manejaban un mejor nivel deportivo; sin embargo, en los últimos años no han podido obtener el máximo cetro nacional de la charrería, y valerse de estas argucias es indignante, y en caso de que algún equipo de esta entidad obtuviera el campeonato nacional de este año, será una victoria pírrica, criticada, y desde luego, muy cuestionada.

Lo que no pudieron hacer en el ruedo lo están haciendo con el lápiz; sería más honesto que formaran una segunda fuerza o una segunda división, y seguro, ahí ganarían de todas todas, ¿no cree, usted?

ramongonzalezbarbet@hotmail.com