Charrería al día

Gran diferencia entre 2014 y 2016


A pesar del gran esfuerzo del PUA chiapaneco, Carlos Bermúdez, y del PUA jalisciense y actual coordinador deportivo de Chiapas, Andrés Nito Aceves, para que Tuxtla Gutiérrez sea la sede del 72 Congreso y Campeonato Charro 2016, todo parece indicar que el estado de Guanajuato será el elegido para albergar el evento anual más importante de la charrería federada, ya que la preferencia generalizada es incuestionable.

Baja California no había presentado su propuesta ni el aval de su gobierno estatal, por lo que en la Junta Nacional de la Federación Mexicana de Charrería (Fmch), que se realizó el pasado miércoles 23, le fue solicitado que lo presentara a la brevedad, ya que de no ser así, quedaría excluido de la contienda, por lo que el día 24, en una reunión con la charrería de Aguascalientes, el gobernador de Baja California, Francisco Arturo Vega de la Madrid, envió por escrito la documentación requerida.

Esta situación ya la había comentado anteriormente, cuando mencioné que esa estado estaba haciendo una campaña prácticamente de saliva, tratando de aprovechar la cercanía que tiene el PUA de Baja California, Víctor Manuel Bowser, con el actual presidente de la Fmch, Miguel Pascual Islas.

Como ya es una costumbre en este cuatrienio, varios integrantes del consejo directivo están viviendo una situación difícil por el conflicto de intereses que se ha suscitado, ya que al inicio de las campañas de proselitismo se proclamaban abiertamente a favor de los guanajuatenses, pero al paso del tiempo recularon sobre sus pasos, y como por arte de magia dieron su apoyo incondicional a Chiapas.

Desde luego todos tenemos derecho a cambiar de opinión, pero es deshonesto que se haga cuando se sabe que existieron ofrecimientos de por medio que les generarían un beneficio personal; entonces, ¿dónde quedó la palabra empeñada?, ¿dónde está la seriedad y la honestidad de sus dirigentes?, y más que nada, ¿por qué no están velando por el beneficio de sus representados?

Esta situación es muy delicada y los puede dejar solos al final del proceso para elegir la sede, evidenciándose ante toda la comunidad charra.

Pensé que estas actitudes eran cosa del pasado, pero veo que están más presentes que nunca, y es una lástima que la charrería organizada siga siendo rehén de beneficios personales.

La federación está muy preocupada por el Nacional 2016, pero lo realmente preocupante está en el Nacional charro de este año a celebrarse en Jalisco, ya que estamos a escasos tres meses de su inauguración y solo le han dado vueltas al asunto, distrayendo a la charrería organizada con el tema de que habrá buen ganado y que todo va caminando muy bien.

Pero el tiempo nos está dando la razón, porque desde hace más de un año comenté que este evento era el pago que tenía que dar Miguel Pascual a Salvador Sánchez, para que las Asociaciones Charras de Jalisco lo apoyaran a llegar a la presidencia de la Fmch, y si no, júzguenlo ustedes mismos.

Salvador Sánchez no tuvo contrincante, nunca presentó propuestas, jamás manifestó ni comprobó el aval de su estado, y se lo otorgaron sin tener recinto.

El lienzo que será sede no cuenta con las características que requiere un campeonato de esta magnitud, y ahora resulta que todo lo harán  de forma provisional, montando un graderío quita-pon, cuando en un principio dijeron que se remodelaría para que tuviera lo necesario.

A ver hasta cuándo se terminan todos estos atropellos, y a ver hasta cuándo la charrería federada permite este tipo de actitudes. 

ramongonzalezbarbet@hotmail.com