Charrería al día

La FMCH veta a La Villa

Mañana toma posesión el nuevo Consejo Directivo de la Agrupación de Charros Regionales de La Villa, que encabeza el licenciado Juan Luis Jardón, y para celebrar este acontecimiento como es debido se ha preparado una gran charreada con tres grandes escuadrones como son: Rancho La Biznaga, del Estado de México; Cuenca del Papaloapan, de Oaxaca, y una selección de casa.

Es muy importante comentarles que esta asociación capitalina está realizando cambios que resultan complicados, ya que está rompiendo con costumbres que carecían de control administrativo y formalidad en cada una de sus áreas.

Parece increíble, pero a tan solo unos cuantos días de haber iniciado sus actividades,  el nuevo Consejo Directivo de los Charros de La Villa se ha encontrado con una serie de anomalías, las que pretenden poner en orden; estos cambios vienen a fortalecer un sistema donde todos los socios adquieren beneficios. Sin embargo, inexplicablemente unos cuantos están inconformes.

 Estos cambios no únicamente se están realizando en forma interna, ya que en días pasados, durante la junta de la Unión de Asociaciones Charras del Distrito Federal, la Federación Mexicana de Charrería, le mandó cobrar a los villistas un adeudo generado hace siete meses, a lo que el presidente Juan Luis Jardón manifestó que no estaba asentado en los documentos de entrega-recepción del cambio de mesa directiva, y que por consecuencia no lo podía reconocer, máxime cuando no hay constancia que lo compruebe, pero que además, se debió haber cobrado en su momento.

Esta situación generó ira entre los directivos de la FMCH, y en represalia, el pasado domingo, sin previo aviso, decidieron no facilitarles jueces y locutores para la charreada, haciéndoles a éstos la ‘atenta invitación’ de no presentarse para evitarse problemas con el órgano rector, ya que a La Villa la tenían vetada.

Debido a toda esta situación hablamos con el coordinador nacional de jueces Pedro Rocha Mosqueda, quien argumentó que ya había enviado una carta a la FMCH para tratar de solucionar el problema, pero que no había tenido respuesta.

La coordinación nacional de jueces depende de la Secretaría del Deporte que encabeza Juan Bañuelos, y no creo que ni éste ni Rocha Mosqueda aprueben los actos tan bochornosos, vergonzosos y nefastos que están realizando Miguel Pascual, Arturo Marín y Sergio Cuevas, como presidente, secretario general y asesor jurídico de la FMCH, respectivamente.

Por otro lado, no puede ser que estos dirigentes actúen como si la federación fuera de su propiedad, sin el más mínimo sentido de responsabilidad y respeto, tanto a la charrería federada como al público en general que asiste a estos eventos domingo a domingo.

Hay que recordar que la FMCH recibe fondos del erario público a través de la Conade y no debería tomar este tipo de medidas; pero esto apenas empieza, así que estaremos muy pendientes para informarles oportunamente. 

ramongonzalezbarbet@hotmail.com