Charrería al día

El DF, sin brújula

Los Campeonatos Estatales están en plena efervescencia y en la gran mayoría se ha mostrado un excelente nivel deportivo en cada una de las categorías.

Hidalgo continúa su marcha en el Centro de Convenciones Mañutzi, de la ciudad de Actopan, y cuenta con lo necesario para la equidad.

El martes pasado, Jalisco inició su segundo Campeonato Estatal Zona Centro en el lienzo charro de su PUA Nito Aceves, ubicado en Tlajomulco de Zúñiga que, por supuesto, también es un escenario acorde para este tipo de eventos.

Otros campeonatos que han dado total certeza a los competidores son el Mexiquense, con sede en el lienzo División del Norte, de Tepotzotlán, Estado de México, y el Estatal Poblano que se jugó en la casa de los Charros de Tamariz, en Nopalucan de la Granja.

Así podría mencionar muchos otros recintos que cuentan con una gran techumbre, tan necesaria para el deporte de la charrería, pero existen otros campeonatos que se han realizado en lienzos que no cuentan con este elemento, como el que se está realizando en nuestra gran Ciudad de México, donde se asignó como sede el lienzo El Bramadero de Aragón, casa de la Asociación de Charros Carlos Rincón Gallardo.

Aunque a decir verdad este año lució una mejor cara con las remodelaciones de gran parte de sus instalaciones, incluyendo la techumbre de la manga, el ruedo estuvo a merced de las fuertes lluvias que han azotado al Distrito Federal, y para no ir muy lejos, el pasado fin de semana tuvo lugar la Feria de Escaramuzas, en la que participaron 14 grupos de bellas damas de a caballo; el sábado 17 compitieron seis grupos sin problema alguno, pero por la noche cayó un tremendo aguacero que dejó el ruedo en muy malas condiciones para las escaramuzas que entraron el domingo, situación que, lógicamente, no fue equitativa.

Así que desde este punto de vista es urgente que la Federación Mexicana de Charrería, como órgano rector de este deporte, ponga como condición que los campeonatos oficiales se lleven a cabo en recintos techados, para que todos los participantes tengan igualdad competitiva y los asistentes la comodidad que merecen.

Máxime que en este campeonato de nuestra gran ciudad los participantes tuvieron que dar una aportación económica que ascendió a 2 mil 500 pesos por equipo charro, mil 500 para los charros completos (quienes al igual que los escuadrones tuvieron que llevar su ganado, ya que el Comité Organizador únicamente proporcionó las yeguas para piales) y otros mil 500 por escaramuza, cuota que definitivamente no tiene justificación, sobre todo porque su participación no conlleva ningún gasto, y porque las damas de a caballo siempre hacen un lleno en los lienzos, beneficio de la sede.

En el Distrito Federal existen tres lienzos charros que cumplen con estas características tan importantes para los eventos oficiales de la charrería organizada: Javier Rojo Gómez, de la Asociación Nacional de Charros; Rancho El Olivo, de Santo Tomás Ajusco, y Rancho La Joya, de Tepepan; teniendo estos tres recintos, ¿por qué no solicitaron alguno de ellos para realizar este evento tan importante?, sobre todo cuando se cobró una buena lanota.

Los dirigentes, llámese presidente de la Federación Mexicana de Charrería, o presidente y vicepresidente de la Unión de Asociaciones Charras del Distrito Federal, están obligados a ofrecer un recinto que cuente con lo necesario para este tipo de eventos oficiales.

Así que me daré a la tarea de localizar a alguno de los responsables del evento para saber cuáles fueron los motivos que tuvieron para realizarlo en un lienzo donde las contiendas se complicaron por las lluvias.

"CHARRERÍA, ARTE Y TRADICIÓN EN RADIO MIL"

Hoy, en punto de las 19:30 horas, por el 1000 de AM o por internet en  www.radiomil.com.mx, no se pierdan el programa Charrería, Arte y Tradición

ramongonzalezbarbet@hotmail.com