Charrería al día

De Congreso Nacional a negocio particular

Estamos a unos cuantos días de que comience el Congreso y Campeonato Nacional Charro Jalisco 2014, la fiesta más grande de la charrería federada, que se realizará del 25 de octubre al 16 de noviembre en el Lienzo Charro Santa María, de Tlajomulco de Zúñiga, Jalisco.

Durante la Junta Nacional del pasado miércoles realizada en las instalaciones de la Federación Mexicana de Charrería el presidente del Comité Organizador, Salvador Sánchez Sánchez, informó que todo está listo para recibir a los visitantes de este magno evento, que contará con un aforo para 5 mil 980 personas, o sea, 480 lugares más de lo que marca el Cuaderno de Compromisos.

Es bueno que después de tanta desinformación, por lo menos se dé a conocer algo, pero en realidad, es notable la ausencia y falta de coordinación con las autoridades del estado anfitrión, porque para este Comité Organizador no fue importante hacer un trabajo conjunto con su gobierno estatal, ya que finalmente su gran negocio está hecho, y es más que suficiente recibir a la charrería que calificó para este evento.

Si hubieran involucrado a las autoridades gubernamentales, seguro les hubieran exigido un buen servicio en cada una de las áreas, les controlarían el número de entradas, y con ello, dejaría de representar el negocio perfecto; así que de un Congreso Nacional de charrería pasó a ser un negocio particular, que beneficiará a unos cuantos y no a toda la familia charra.

La charrería federada no merece presentarse en estas condiciones, debería exigir un escenario acorde a un evento de esta magnitud e importancia.

Lo que no está en duda es que se presentará lo más sobresaliente de nuestro deporte nacional, ya que de más de mil equipos, 700 escaramuzas, y 500 charros completos que se eliminaron durante todo un año, solo los mejores 126 equipos charros, las mejores 84 escaramuzas y los mejores 15 charros completos serán parte de este Nacional Jalisco 2014.

NO LO EXIME DE OBLIGACIÓN

La semana pasada comenté sobre la irresponsable actitud del coordinador de Jueces del Distrito Federal, Luis Enrique Rodríguez por no haber levantado un reporte por las agresiones suscitadas el 7 de septiembre en el Lienzo Charro de La Viga durante el I Circuito de Tradiciones y Charrería del DF.

Me hicieron la observación que los jueces en turno habían sido Arturo y Facundo Córdoba, y no Luis Enrique Rodríguez, como lo comenté; sin embargo, entre las funciones del Coordinador de Jueces de cada entidad está la de hacerse presente en los torneos oficiales para levantar el informe y reportar detalladamente incidentes como el que sucedió en esa ocasión; por tal motivo, no está exento de esta responsabilidad.

ramongonzalezbarbet@hotmail.com