Postdata

Sin gol ni defensa

Chivas tiene las dos condiciones que definen de forma ineludible a un mal equipo de futbol. No tiene contundencia ofensiva, es decir, no tiene gol. Y no sabe defender, es decir, le hacen goles fácilmente.

Así, por más entusiasmo que le pongan a un partido, por más que salgan motivados por enfrentar a su máximo rival, no les va a alcanzar para ganar, para sumar de tres.

Sigue siendo pues un verdadero misterio cómo van a conseguir Matías Almeyda y Jorge Vergara que las Chivas salgan de esta vorágine al infierno en la que han estado mareados.

No debería de haber más espacio en los rojiblancos en estas, las horas posteriores a la derrota contra el América, para la valentonería. Mejor vendría la autocrítica.

¿De qué sirve empezar a fabricar esto de la derrota digna? O lo que sería peor, lo de que se perdió contra el América por culpa del árbitro.