A balón parado

El verdadero debut de Osorio será mañana

En el arranque del partido contra El Salvador, la noche del viernes pasado en el Estadio Azteca, Juan Carlos Osorio ordenó un parado táctico muy ofensivo.

Venía al caso y muy al cuento. El rival, débil en el papel y en la realidad, lo permitía. Carlos Vela apareció por derecha; Jesús Manuel Corona por izquierda; por el centro: Oribe Peralta y Chicharito Hernández.

En el segundo tiempo, el colombiano modificó a un 4-3-3 con el ingreso del medio de contención natural José Juan Vázquez por el Chicharito. Eso permitió que Andrés Guardado y Héctor Herrera, quienes habían actuado en la media cancha como escudos y recuperadores, se ubicaran en las bandas desde su posición de volantes.

A un día de que se lleve a cabo el segundo partido de la eliminatoria, mañana en San Pedro Sula contra el representativo hondureño, qué formación utilizará Osorio es toda una incógnita.

Se da casi por descontado que no utilizará ninguna de las dos que puso en práctica la noche del viernes pasado. No puede ser tan ofensivo ante un rival que siempre le gana al Tri en su casa.

De entrada se cree que utilizará dos contenciones, uno que cuando el rival tenga el balón en sus pies se ubicará como un tercer central. Tampoco se considera que vaya a utilizar tres delanteros y sí, en cambio, que poblará el medio campo para asegurarse la posesión de la pelota.

Será muy interesante ver cómo el representativo mexicano se las ingenia para atacar de forma continua y no solo a través del contragolpe o en jugadas a balón parado.

También será muy atractivo ver cómo se defienden pues ante los salvadoreños no fueron exigidos en ningún momento.

Bien puede decirse que el verdadero debut de Juan Carlos Osorio será mañana en San Pedro Sula, el territorio más hostil en el que han jugado y puede jugar la selección nacional. Ahí se verá de qué está hecho el colombiano y qué realmente puede aportar.  


rafael.ocampo@milenio.com

twitter@rocampo