A balón parado

“La venganza es un placer”. El mensaje de los “Lobos”

Le pregunté la noche del pasado lunes, a punto de que terminara la entrevista que nos dio para Milenio Televisión, al comisario de Seguridad Ciudadana del Ayuntamiento de Guadalajara, si se había previsto ya que elementos a su cargo buscarían una revancha en contra de los aficionados de las Chivas que los agredieron salvajemente la noche del pasado sábado en el Estadio Jalisco.

Carlos Mercado, quien desde ese puesto se ha convertido en el hombre más buscado y autorizado para hablar de este tema, me aseguró que trabajarían para que ello no se diera, pero no me negó que las expresiones que se han retratado a través de redes sociales, en las que se advierte que están preparando una venganza, fueran verdaderas.

“Los Lobos”. Así son conocidos los miembros de esta corporación policíaca. Y tienen integrantes efectivamente sumamente inconformes y dolidos por lo que tanto escándalo ha causado por todos lados. Algunos de ellos, y habría que tomarlo en serio, traman y anuncian actitudes al estilo de la “Ley del talión”, esa del “ojo por ojo, diente por diente”.

“La venganza es un placer sólo para dioses, se sirve y se disfruta en frío el Domingo SOMOS LOBOS todos al Omnilife”.

Este es uno de los mensajes. Y este es otro:

“Gracias chilangos d mierdas ayer nos ganaron tengo compañeros leccionados la procimasera la nuestra”.

Y uno más: “Tendrán q regresar al Jalisco y ya verán el excelente trato con el que se les va a recibir a los muchachos de la barra…”.

¿Qué caso?

De ser cierto todo esto hay que empezar a pensar entre un duelo entre pandillas, en la que una de ellas, está integrada por policías uniformados y a sueldo de la ciudadanía.

¿Alguien en estos momentos está en verdadera capacidad de decir que estos mensajes no son reales?

Por lo pronto, el mismísimo jefe de esos “Lobos”, un tipo con una maestría, educado y por lo que vi muy preparado, no lo puede negar y reconoce que deberá estar atento a sus muchachos.  

rafael.ocampo@milenio.com

twitter@rocampo