A balón parado

El éxito de Tigres… Sin lambisconerías

Explica el éxito o la supremacía que han alcanzado los Tigres en el futbol mexicano, su poderío financiero. Nada de los otros elementos, procesos y personajes que lo componen, y que funcionan tan bien, tiene la fuerza determinante del dinero.

Tigres tiene una empresa como respaldo (Cemex) que ha decidido destinar una cantidad de recursos económicos que casi ningún otro equipo recibe. Quizá solo los Rayados del Monterrey, rival al que derrotaron en la final jugada el domingo pasado.

Este equipo recibe, además, muy buen dinero de diversos patrocinadores y también de un público entusiasta y maravilloso que paga a un muy buen precio abonos para asistir a su estadio durante todo el torneo.

Si esto no fuera así, Tigres sería un buen equipo de futbol, bien administrado, bien reforzado, bien dirigido en la cancha, pero sin posibilidades de convertirse en la potencia que ahora es.

No es ningún pecado tener más dinero que los demás. Categorizo o jerarquizo la importancia que en este equipo tiene el contar con un presupuesto amplísimo, porque se empieza a correr la lambiscona versión de que tanto talento y experiencia  hay en el ingeniero Alejandro Rodríguez, en Miguel Ángel Garza y en Ricardo Ferretti que casi casi solo su presencia explica el éxito de los felinos.

Si no se destinara presupuesto suficiente para tener a los mejores jugadores, del tipo de André-Pierre Gignac, Enner Valencia, Javier Aquino, Nahuel Guzmán y tantos otros que se extienden a la banca de suplentes, este equipo no habría ganado lo que ha ganado.

Por supuesto que los tres personajes arriba citados son talentosos y experimentados, al mismo tiempo que dedicados y profesionales. Eso no está bajo cuestionamiento. Han tenido también la habilidad de manejar de forma estupenda a tanta figura y esto no es menor. Pero sin el enorme presupuesto (para los niveles de la Liga Mx), que les entregan cada seis meses, no habrían logrado esto.  

rafael.ocampo@milenio.com

twitter@rocampo