A balón parado

Los suplentes del León y la credibilidad de la Liga

Es cierto que el futbol mexicano no está para fabricar sospechas. La decisión del cuerpo técnico del León, encabezado por Juan Antonio Pizzi, de poner suplentes el pasado domingo para enfrentar al Puebla, uno de los equipos que pelean por no descender, por supuesto que no ayuda en nada a la credibilidad de la Liga.

Se puede decir: ¿pero qué necesidad hay de hacer esto? Aunque no han dicho nada en público, las directivas de equipos como Chivas, Morelia y Dorados, deben sentirse afectadas y muy molestas.

El León puede argumentar que no hizo nada malo, que está en todo su derecho su entrenador de probar la alineación que se le venga en gana. Y tiene razón. No hay nada, ningún reglamento que obligue a poner lo que alguien o la práctica o experiencia misma pueda definir como alineación titular.

Puede argumentar también la directiva que preside Jesús Martínez Jr., que su equipo enfrentará esta misma semana la semifinal de la Copa MX y que dado que les interesa llegar a la final es que se reservaron a algunos titulares... También pueden mencionar que se atrevieron a hacer esto porque llevan una buena suma de puntos y tienen la clasificación a la Liguilla prácticamente amarrada.

Habría hasta un último argumento que solidifica la postura de Pizzi: con el equipo titular fue goleado de visitante en las últimas jornadas.

Pero aún así, creo que se deben evitar ideas que lleven a la competición a juicios que en nada le ayudan a mantener esa credibilidad que les a sustento.

A futuro la Liga MX debería de estar atenta a esto y mostrar creatividad para reglamentar este tipo de situaciones, o en su defecto cabildear en los sitios adecuados para que simplemente no suceda.

Ahora, ganó el Puebla 1-0... Y hay que señalar que este equipo en su cancha alternativa del Lobos BUAP le ha ganado este torneo al América, Pumas y Cruz Azul.   

 

rafael.ocampo@milenio.com

twitter@rocampo