A balón parado

La sucia falsedad de que el Tri sea una herramienta del sistema

No puedo más que cifrar en la ignorancia y el protagonismo nocivo las posiciones de los políticos que se han atrevido a mencionar que el partido amistoso que sostendrán las selecciones de Brasil y México, el próximo domingo 7 de junio, afectará la jornada electoral federal programada en ese día.

Qué tan poco conocen de todo estos personajes, como para pensar que un partido de este tipo, de cara a la Copa América que se llevará a cabo en Chile, puede hacer que algún ciudadano que quiera realmente votar va a dejar de hacerlo.

Ni que fuera una final de un Mundial… Ni que fuera un partido decisivo en cualquier competencia… Pero ni aún teniendo estas características un ciudadano consciente de sus deberes civiles dejaría de hacer lo que fuera con tal de expresar su derecho al voto.

Otros políticos que han decidido montarse en este tema han hablado de que cuando menos la selección debería de dejar de lado el uniforme verde… En clara alusión a que éste es el color que identifica al Partido Revolucionario Institucional.

Que vergüenza también escuchar y leer esto. Además de que es un acto de cinismo argumentar esto, ni siquiera saben que el Tri no tiene el uniforme verde en este proceso de competencias… Sus camisetas son blanca una y la otra negra.

Ni siquiera leen ni hacen el esfuerzo por estar informados. Independientemente de lo absurdo de sus razonamientos.

Nadie puede probar que el partido en el poder utilice a la selección mexicana de futbol para desviar la atención de los asuntos fundamentales. Ignoro si eso sucedió alguna vez (se habla de que eso intentó hacer o eso hizo Carlos Salinas de Gortari), pero hoy nadie puede demostrar esto.

Este tema retrata a cabalidad a los políticos que han argumentado esto. Ignorantes y oportunistas. Derrotados desde el discurso, sus miedos y sus argumentos falsos, raquíticos…

Y no soy gobiernista ni priista, pero qué pena dan los opositores…

rafael.ocampo@milenio.com

twitter@rocampo