A balón parado

¿Por qué sienten los árbitros que hicieron historia?

Los árbitros sienten que hicieron historia. Así lo dijeron tras la larga reunión que, tras radicalizarse, sostuvieron con Justino Compeán, primero, y luego con Decio de María.

Qué bueno que salieron tan contentos tras su intento de asonada, pues se sabe que amenazaron con no trabajar en la jornada 16 de la Liga MX, que hoy inicia, si no les hacían caso.

Pero habría que ir viendo por qué los árbitros sienten que lograron algo de verdad valioso.

Al menos de momento, todo parece que seguirá igual.

Se mantiene como presidente de la Comisión de Arbitraje, Rafael Mancilla, un personaje señalado como ajeno a los silbantes. Y al que ayer al salir a hablar los voceros de “los rebeldes” (Roberto García y Paco Chacón), no se atrevieron a cuestionar.

No van a dejar de trabajar ni en ésta ni en la fecha 17, ni en la Liguilla. Aceptaron trasladar su movimiento a una serie de mesas de trabajo en la que se ultimarán cambios que se convertirán en acuerdos.

La única novedad, al menos de momento, es la incorporación de Edgardo Codesal, ex árbitro, ex presidente de la Comisión de Arbitraje y también ex secretario general de la Federación Mexicana de Futbol.

El rol de Codesal será el de director del Área Técnica, y empezará a laborar el próximo 1 de enero.

¿Es esta designación un logro? ¿Es Codesal la figura que realmente puede lograr los cambios que permitan tener un mejor arbitraje?

¿Es un triunfo de los árbitros?

¿Se necesitaba este ultimátum y llegar a las amenazas para poder conseguir estas nimias, casi imperceptibles, mejores condiciones de trabajo?

Creo que lo que sucedió entre el miércoles y el jueves pasado solo retrata la debilidad de un grupo que seguirá siendo manejado al antojo de otras áreas.

Y no veo en dónde ni cómo se puede documentar que lo que sucedió es algo histórico.   

 

rafael.ocampo@milenio.com

twitter@rocampo