A balón parado

La selección secuestrada, y el miedo que genera

No me parecen nada exagerados los análisis y comentarios que levantan ya una voz de alerta sobre el riesgo que corre la selección mexicana de futbol de quedar fuera del Mundial de Rusia 2018.

En esta advertencia generalizada está presente, por supuesto, el fresco recuerdo de lo complicado que ha resultado clasificar a los últimos dos mundiales, pero y sobre todo, el triste estado actual que guarda el equipo que dirige el colombiano Juan Carlos Osorio.

La última muestra de su debilidad y desvarío se registró la noche del martes pasado, en el Estadio Azteca, cuando no les fue posible imponerse, pese al ambiente favorable, a la selección de Honduras.

Es cierto que el equipo nacional se mantuvo invicto en esta ronda eliminatoria, con 5 triunfos y un empate, pero los rivales (Canadá, El Salvador y la misma Honduras), fueron literalmente de pacotilla.

El asunto es que, dígase lo que se diga, la selección mexicana de futbol sigue trastornada por la terrible goleada con la que los chilenos la echaron en cuartos de final de la Copa América Centenario.

No se ha podido recomponer el grupo, ni el equipo. Quienes manejan, desde la FMF, a la selección transitan la ambigüedad y el entrenador se pliega a esta sin personalidad, desde una perspectiva de cuida chambas y no la de un personaje que tenga la fuerza para imponer su visión y proyecto.

¿Quiénes vendrán a rescatar a la selección en noviembre próximo cuando arranca la eliminatoria? ¿Los mismos que la hundieron, con su displicencia, en junio pasado? ¿Los Chicharito, Ochoa, Layún, Guardado? ¿Estos que se sienten intocables y literalmente tienen secuestrada a la selección?

¿O vendrán a sacarla del hoyo los que han sido relegados y en respuesta también han aplicado una especie de veto hipócrita? Hablo de Giovani dos Santos, Carlos Vela, Jonathan dos Santos.

¿O serán los jovencitos que fracasaron en los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro?

Urge saber cómo se enfrentará este Hexagonal, empezando por si continuará Osorio como entrenador.   

rafael.ocampo@milenio.com

twitter@rocampo