A balón parado

Renunciar al éxito, solo se hace desde la honestidad

Me gusta la honestidad con la que Luis Enrique anunció ayer que no seguirá la próxima temporada como entrenador del Barcelona.

Se lo dijo a sus jugadores al terminar el partido en el que su equipo se puso de líder del campeonato español, concretando una remontada que hace algunas semanas parecía imposible.

Luego lo hizo público: "Aprovecho para acabar la rueda de prensa de una manera diferente. No seré entrenador del Barcelona la próxima temporada. Es una decisión muy difícil para mí, meditada, muy pensada y creo que tengo que ser fiel y justo a lo que pienso".

La razón por la que tomó esta decisión también la dijo: "El motivo es la manera que tengo de vivir esta profesión, lo doy todo. Esto significa muy pocas horas de descanso, de desconectar".

Si es complicado renunciar cuando las cosas van mal, debe resultar muchísimo más que se renuncie a renovar un contrato, como todo indica se lo ofrecieron, cuando las cosas van esencialmente bien.

El Barcelona está prácticamente eliminado de la Champions League pues tiene que remontar un marcador de 4 a 0 ante el París Saint Germain. Aunque jugarán el partido de vuelta en casa, esto suena casi imposible. Pero el Barça está ya en la final de la Copa del Rey ante el modesto Alavés... Y lo que les comentaba líneas arriba: hoy está de líder de la Liga un punto arriba del Real Madrid, aunque este tenga un partido pendiente.

Creo que hay que reconocer el gesto de Luis Enrique de dar a conocer esta decisión justo ahora, cuando la directiva de su equipo puede empezar a imaginar y a trabajar en su sustituto.

Para ellos hay tres vías claras: apostar por Juan Carlos Unzúe, auxiliar de Luis Enrique; ir por un hombre de casa, Ronald Koeman (actual entrenador del Everton en la Premier League inglesa) o de plano recurrir a alguien de afuera y aquí el que más gusta es el argentino Jorge Sampaoli, actual entrenador del Sevilla.

Ojalá lo que hizo Luis Enrique sea algo que se imite en otros lados.

rafael.ocampo@milenio.com • twitter@rocampo