A balón parado

El regreso del "Piojo" a la cancha

Reaparece en su elemento Miguel Herrera. Es un gusto escuchar hablar de su chamba al entrenador de la selección mexicana de futbol. Es franco y directo, sobrado de argumentos y muy dispuesto a la polémica.

Dio a conocer ayer a los “europeos” que serán considerados para los juegos de preparación de finales de este mes y explicó de forma abierta por qué dejó fuera de su lista a Javier Aquino, que el pasado fin de semana regresó a la actividad con su equipo el Rayo Vallecano.

Cuando le pregunto si no era momento de mostrarse solidario con él y llamarlo para estos juegos contra Ecuador y Paraguay, pues viene de ser castigado por su entrenador, en lo que se juzgó una decisión un tanto cuestionable, reconoce que sí, pero que necesita probar a otros jugadores en la posición de atacante por derecha.

Pero dice que habló ya con él y que le dejó claro que sigue siendo parte de su proceso, más ahora que ya fue perdonado y jugó algunos minutos el pasado domingo contra el Barcelona.

Miguel reitera que la prioridad es la Copa Oro de la Concacaf, pero que va a armar un equipo competitivo para la Copa América de Chile. Revela que intentarán él y Héctor González Iñárritu negociar con los equipos europeos que algunos puedan estar en ambas convocatorias, tanto para la Copa Oro como la Copa América.

Se ríe Miguel de quienes señalan que no está priorizando su chamba como seleccionador, atendiendo demasiados asuntos de carácter social, y asegura que está muy metido en la Liga, viendo y analizando partidos.

Le pido me de los nombres de los jugadores que mejor impresión le han causado en estas 9 fechas del torneo: menciona al delantero argentino de Xolos, Gabriel Hauche; al Tigre, Jesús Dueñas; al americanista, Moisés Muñoz; al queretano Mario Osuna; al portero del Veracruz, Melitón Hernández…

Y acepta que para que regrese a la selección Alan Pulido, éste tiene que demostrar un muy buen nivel. 

 

rafael.ocampo@milenio.com

twitter@rocampo