A balón parado

El real panorama de la selección mexicana de futbol

Qué bueno que Juan Carlos Osorio se ha puesto como meta terminar como primero de la tabla en el Hexagonal de la Concacaf. Que no le de lo mismo clasificarse al mundial como número uno o como número tres, necesariamente habla bien de él. Pero pronto, muy pronto, este torneo será absoluta historia.

De nada va a servir, hay que escribirlo hasta el cansancio, el que se haya clasificado con tres jornadas de antelación a la Copa del Mundo o que haya sido de forma invicta o con goleadas a todos los rivales.

Seguramente ya Osorio se está planteando un escenario complejo de intervenir. ¿Qué puede hacer un entrenador de selección nacional para conseguir que sus potenciales jugadores convocados suban su nivel?

Repasemos el estado que guardan nuestros "europeos"...

Guillermo Ochoa convertido en uno de los porteros más goleados de la liga de Bélgica. Y eso que el equipo con el que firmó, el Standard de Lieja, es de los fuertes en ese país.

Héctor Moreno, bastión defensivo tricolor, suplente con la Roma. Diego Reyes, suplente en el Porto porque no encontraron un equipo que lo quisiera comprar en el precio que los portugueses le pusieron... Carlos Vela, en enero próximo rumbo a un paradigmático retiro en la MLS de los Estados Unidos... Liga a la que llegaron ya los hermanos Dos Santos. El Chicharito Hernández teniendo todos los minutos deseados y posibles pero en un equipo, el West Ham, que ha tenido un arranque desastroso en la Premier League. Y no se ve cómo, ante las potencias que hay en esa competición, mejore.

Héctor Herrera y Miguel Layún, sin un papel realmente protagónico, sobre todo el segundo, en el Porto... Raúl Jiménez sin consolidarse como titular en el Benfica.

Quizá los que mejores perspectivas tienen sean Andrés Guardado, con el Betis de Sevilla y, sin duda, Hirving Lozano, con el PSV.

Que la estructura del equipo, los jugadores de peso, estén enfrentando este panorama, debe ser preocupante... Para críticos, porristas, optimistas y pesimistas.

rafael.ocampo@milenio.com • twitter@rocampo