A balón parado

¿A dónde quieren ir con la selección nacional?

La Federación Mexicana de Futbol quiere que la selección nacional esté en la Copa Confederaciones de Rusia 2017. Condicionada por el justificado despido de Miguel Herrera, para ello decidió recurrir a la experiencia y conocimiento de Ricardo Ferretti.

No pudieron ni Decio de María ni Guillermo Cantú convencer al brasileño de quedarse más allá del 13 de octubre y conducir al Tri en la eliminatoria al mundial del 2018. Para ello, para enfrentar a los equipos de la Concacaf, están a punto de anunciar al desconocido colombiano Juan Carlos Osorio. Alguien se los recomendó y cuando lo entrevistaron se quedaron sorprendidos con su labia. Porque no hay más que pueda exhibir este hombre, que fuera de algunos títulos en su país no ha conseguido nada importante en sus incursiones por el futbol estadunidense, mexicano y, puede ya sumarse también, el brasileño.

Guillermo Cantú, el secretario general de la FMF, y como tal encargado de las selecciones nacionales, habla y dice poco. Pero si algo puede articularse en sus frases en las reducidas comparecencias que ha hecho ante los medios, es que consideran que Osorio tiene el perfil para dirigir a la selección en las complejidades ya conocidas que plantean los rivales centroamericanos.

Es pues Osorio, para la FMF, un entrenador con el perfil necesario para clasificar al Mundial. Van por etapas. Si se consigue el pase a Rusia 2018 ¿qué entrenador buscarán? ¿O le dejarán la responsabilidad al colombiano que si algo ha dicho en los últimos días en esas tensas conferencias de prensa que ha dado en Sao Paulo, es que se muere de ganas por dirigir en una Copa del Mundo?

Después de muchos años no encuentro una visión de largo plazo y soñadora en quienes manejan a la selección mexicana de futbol. Los veo destanteados, temerosos o demasiado precavidos. Pero también confusos.  

 

rafael.ocampo@milenio.com

twitter@rocampo