A balón parado

¿En qué quedamos Tuca?

Podrá tener la razón Ricardo Ferretti cuando señala errores arbitrales en contra de su equipo, los Tigres. Finalmente, ahí están las pruebas en video. Nada se puede hacer contra la tecnología aplicada para cazar los yerros de los hombres de negro.

En lo que no tiene razón es en emitir una declaración ruda por descalificadora, esa que se cifra en torno a su idea de que el América juega con 12 jugadores, en clara alusión a que este equipo tiene al árbitro a su favor y de su lado.

Decir esto ofende a simpatizantes e integrantes del América, pero todavía más a los árbitros, a los que Ferretti dice respetar. ¿Cómo se puede respetar a alguien y sugerir al mismo tiempo que es deshonesto?

Ferretti llegó la tarde del lunes pasado al Distrito Federal para “comparecer” ante la Comisión Disciplinaria de la FMF. A su llegada al aeropuerto dijo que no se echaría para atrás, es decir, que mantendría sus declaraciones. Por la noche se supo que sí se disculpó.

Pronto sabremos de qué manera se le castigará por violar el código de ética o de honor que compromete a los integrantes de la Liga MX a no atacarse.

Es lamentable que se tengan que dar sanciones para regular la convivencia, pero sucede así en un negocio como el futbol profesional mexicano y en cualquier otra actividad, así que tampoco habría que desgarrarse las vestiduras.

 Todo mundo tiene derecho a decir lo que piensa, pero no a ofender o insultar o a incriminar si no se cuentan con las pruebas que documenten los dichos. Ferretti no dijo que el América jugó contra 12 en el juego contra los Tigres. Lo que dijo es que siempre jugaba con 12.

Y la verdad no es esa. Ha habido ocasiones, recientes hasta eso, en la que los Tigres mismos fueron beneficiados por los errores arbitrales (contra el Atlas, en el Jalisco, en la última fecha del torneo pasado, por ejemplo).

Y bien haría el Tuca, aunque le duela, reconocer sin dobleces, que se equivocó al descalificar a rivales y jueces.  

rafael.ocampo@milenio.com

http://twitter.com/rocampo