A balón parado

La “queda bien” Comisión Disciplinaria

No ha habido una Comisión Disciplinaria del futbol mexicano más permeable a lo que se comenta en redes sociales y medios de información que la actual.

Actúan, es decir sancionan o castigan, por lo que se les dice, por lo que se comenta en los programas... No se sienten en la obligación de explicar por qué.

Al pueblo lo que pida, parece ser el lema de estos señores.

¿Por qué castigaron entonces con un partido de suspensión a los jugadores Jesús Dueñas y Miguel Ponce cuando el árbitro del encuentro no menciona nada en su cédula?

Se entiende que se basaron en un video que los muestra provocándose al final del partido, en medio de tensión mezclada con lamentos y festejos. Eso, se juzgó, es algo que debe ser castigado con un partido... el mismo castigo que se da a quienes resultan expulsados por una conducta no grave.

Si los hechos juzgados fueron enmarcados en esta lucha contra la violencia que tanto ha marcado al futbol mexicano durante el presente torneo, ¿por qué no castigarlos entonces de forma más severa?

Nadie lo sabe. La realidad es que la Federación Mexicana de Futbol está obligada a hacer una profunda reforma no solo en Comisiones tan cuestionadas como la de Arbitraje, sino en ésta que hoy me ocupa y que preside el ex jugador Eugenio Rivas.

Este tipo de áreas de trabajo y los integrantes de las mismas el primer elemento que requieren para consolidarse como instancias y personajes creíbles, es independencia y autonomía.

Definidas las reglas y los límites de su actuación e influencia, se les debe dejar trabajar de una forma que garantice no recibir presiones de nadie... No hay peor actitud en una instancia que defiende la disciplina y la justicia que andar de "queda bien".

Eso por un lado. Y luego tampoco se puede andar actuando sin fundamentos legales, inventando razones para sancionar. Mejor que se dediquen a reformar los reglamentos y hacerlos a las necesidades actuales de este futbol tan desquiciado.

rafael.ocampo@milenio.com • twitter@rocampo