A balón parado

Lo que se puede mejorar entre la selección y SUM

Lo que sea que haya pedido o esté pidiendo la Federación Mexicana de Futbol por renovar su contrato con la empresa SUM, parecería justificado.

Que la selección mexicana de futbol juegue gran parte de sus partidos de preparación o amistosos en territorio de Estados Unidos es un verdadero negocio, además de una fiesta extraordinaria.

A la ciudad a la que lleven al Tri es garantía de llenos, con los que ganan una gran cantidad de empresas… Líneas aéreas, hoteles, restaurantes, propietarios de los estadios, vendedores de alimentos y bebidas.

No hay selección nacional de futbol que genere tanto dinero, por la frecuencia con la que se le expone, que la mexicana. Seguramente Brasil, Alemania o España cobran mucho más por partido jugado, pero juegan mucho menos que la nuestra.

Lo que deben hacer quienes manejan al Tri, desde el presidente de la FMF, Justino Compeán, pasando por Héctor González Iñárritu, su director general y terminando con Miguel Herrera, el director técnico, es exigir no sólo grandes rivales, sino campos de juego perfectos.

Las dos cosas se pueden.

Todas las partes involucradas deben procurarse un mejor espectáculo. Tener siempre a los mejores jugadores y cuidar que se brinde un gran espectáculo para lo cual es indispensable contar con un campo de juego que no resulte tan improvisado y descuidado como muy a menudo sucede.

Eso sería evolucionar. No sólo pensar en sacar y sacar más dinero de una afición a la que se le desborda la nobleza y generosidad.

No hay que abusar del público que realiza un esfuerzo económico extraordinario para acudir a los partidos, viajando muchos de ellos durante horas de carretera, provenientes de sus sitios de trabajo y pagando fortunas pues involucran a toda la familia.

No han ido mal las cosas, hay que reconocer que ha habido buenos rivales en los últimos meses, pero no por ello debe de obviarse o no remarcarse este punto cuando se está ante una renegociación.

No sé si SUM tenga competidores en esto o sean los únicos en poder hacer este negocio, siempre hay que plantear mejoría en las cosas. 

rafael.ocampo@milenio.com

twitter@rocampo