A balón parado

El problema no es Tena, Tena es la solución

El problema de Cruz Azul no es el entrenador, Luis Fernando Tena. Todo lo contrario, el apodado Flaco es una de las fortalezas de este club, al que regresó el torneo pasado convertido en toda una celebridad.

   Tras haber llevado a la selección mexicana de futbol a ganar la medalla de oro en los Juegos Olímpicos de Londres 2012, Luis Fernando recuperó los créditos que en su momento lo situaron ya como un entrenador muy cotizado, buen armador de equipos competitivos y ganadores.

   Para quienes cuestionen eso de celebridad, de entrada les recordaría que es el director técnico que ha dado el mayor título de su historia al futbol mexicano.

   Me parece absurdo que tras cinco partidos en la Liga MX y un arranque fatal en la Liga de Campeones de la Concacaf, con un empate y una derrota, alguien pida la destitución de Tena. Olvidan también que este hombre llevó al equipo al superliderato del torneo pasado y que si bien el Cruz Azul fue eliminado en la primera ronda de la Liguilla, se tiene que destacar que su victimario, el León, resultó el campeón.

   Pero es cierto que el experimentado entrenador tiene que lograr, y muy pronto, que su equipo vuelva a funcionar, sobre todo ofensivamente. Hoy no se ve cómo le puedan meter un gol ni siquiera al Chorrillo de Panamá, que los terminó exhibiendo la noche del martes pasado.

   Esta es la prueba que debe de superar Tena. Lograr que Pavone, Zurdo, Rojas, Fabián, Giménez, Barrera le atinen y metan la pelota. Mal equipo no tiene el Cruz Azul. Pero el Flaco tiene que tomar decisiones, sentar a los que no rinden, probar con otros aunque sean muy jóvenes… Y exigirle más a sus estrellas. A veces se le nota demasiado contemplativo.

   Cruz Azul tiene que demostrar mejoría en cada partido. Está muy claro en qué puntos y en qué zonas debe de mejorar. Y no pueden sus jugadores ir perdiendo confianza y unidad.

   No debería Tena, insisto, tener problemas para superar este reto.  

 

rafael.ocampo@milenio.com

twitter@rocampo